EVA PERON ENTRE NOSOTROS

Al cumplirse 50 años de la muerte de Eva Perón fuimos invitados por el Consejo Departamental del Partido Justicialista a pronunciar una conferencia.

La misma se desarrolló en el Salón de Usos Múltiples del Hotel Los Yaganes, y entonces dijimos lo siguiente:


Nos toca evocar la figura de Eva Perón a muchos que vinimos a valorarla al tiempo de su muerte. Y nuestra construcción mental, que no es la propia de los que fueron sus contemporáneos, falta de la emoción que creció con su dimensión política se ve contenida en los límites de la historia.

Tal vez para algunos de Ustedes, igual que a mí, lo primero que se recuerde de ella es una imagen sonriente, vital, esa que algunos llevaban en un prendedor de cobre oculto tras de las solapas del traje, esa que figuraba con todas sus galas en un cuadro reversible, de un lado Evita, del otro la Virgen, cambiándoselo cuando llegaba a la casa alguien de confianza o no.

Son recuerdos de un tiempo sin Eva, un tiempo de temores que sucedió al de las oscuras delaciones. Todo lo que tenía de ángel la Eva de nuestras familias lo tenía de diablo en los espacios institucionales, sobre todo el de la escuela. Era muy difícil de contrarrestar la prédica de lo que era por entonces todavía una institución muy creíble. Y si contra Eva se hablaba en cuartel y en el templo.., ¡cuántas sin razones primarias fueron apuntalando nuestro deseo que no se perdiera su memoria!

La vida de aquellos primeros años peronista se esfumaba presa de una censura sistemática ejercida largamente desde el poder, y se perdían detalles de los primeros planos en la reconstrucción del ayer, de los escenarios, del marco de referencia. No solo que no había una lectura política de aquel tiempo intensamente participativos, sino que al mismo tiempo se faltaban las relaciones colaterales de la vida social, dibujándose solo en el recuerdo las impresiones de la vida personal.

Aquel envío de la Fundación que llegaba por correo, aquella solución médica operable a la distancia, los cursos de costura en la Unidad Básica, la beca para estudiar y vivir en la Ciudad Estudiantil, la vida sonriendo por obra de Evita. Una síntesis reiterada en muchas voces, pero pocos detalles sobre otros pormenores.

Ocurría también que solo una minoría de la población tenía práctica política –la mayoría eran extranjeros- , además tampoco quedaban tantos del Río Grande de aquellos años que se vería desbordada por otras urgentes migraciones. Algún camaleonismo. Ciertas cobardías. Nada o casi nada pretendía recordar que hubo un tiempo peronista que recibió del conjunto de la población un voto inequívoco de esperanza, una vocación sustentada en una nueva forma de entender la política. La exposición de hoy pretende dar algunas pocas noticias sobre la relación entre lo nominal o lo actitudinal de Eva Perón en relación a los riograndenses que supieron de su obra en los años que pasó de ser la esposa del General Perón a la ser la Jefa Espiritual de la Nación.

El 23 de septiembre de 1947 se promulga la ley del voto femenino. Por la misma se realizará el empadronamiento de mujeres en todo el país, llegando en el caso de Río Grande a sumar 76, una de ellas registrada en el consulado de Punta Arenas.

19 de Junio de 1948. Se crea la Fundación Pro Ayuda Social María Eva Duarte de Perón. Nuestra recordada abanderada cobra protagonismo, y sus acciones requieren de una convocatoria que compromete a todos. Hemos encontrado referencias documentadas sobre este modo de operar.

El 12 de enero de 1950. Se recibe en Vialidad de Río Grande la Resolución que autoriza una colecta voluntaria entre el personal del Departamento a fin de contribuir a la acción de la Fundación, invitándose al personal a adherir a dicha colecta, contribuyendo con el importe del 5% del sueldo anual complementario.

¿Cuál sería el destino de esta ayuda? Por ejemplo: deporte y juventud.

Teniendo por base el equipo del Juvenil Belgrano, y con refuerzos de Ushuaia, Tierra del Fuego participó del primer campeonato de Fútbol Evita. Integraron aquel equipo Juan Carlos Andrade, como capitán, Jorge Mullins, Octavio Diaz, Benedicto García, Julio Oyarzún, José Oyarzún, Jesús Enrique Santomé, Bernardino Pantojas, Segundo Pérez, José Agüero, Néstor Aguila, Demetrio Luizón, Areturo Julio Ángel, Apolinario Sperón, Osvaldo Adolfo Mollo y Carlos Rubinos. Delegado Isidro Zapata. El periodista Ampelio Liberali al reseñar la participación isleña indicó que “Tierra del Fuego fue otro de los conjuntos que sufrieron un poco de complejo y no tuvo mucha fortuna. Y fue también el que debió soportar otro serio inconveniente, en mayor escala que los demás; la escasa corpulencia de sus jugadores, en perfecto desacuerdo con la estatura casi gigantesca, en proporción de todos sus rivales”.

17 de Octubre de 1950. Acto del día de la lealdad, primero en la Tierra del Fuego. En el cine Roca se descubren dos retratos de Perón y Evita pintados por Witel Marambio. Se viva a Perón, Evita y Mercante. En tanto que el comerciante José Gutraich hace donación de diversos cuadros con las figuras de estos tres.

He encontrado entre la correspondencia de mi padre –encargado por entonces en Estancia Laura- una carta que su patrón –Guido Bianco- le dirigía desde Buenos Aires el 21 de Octubre de 1950: “Creo sabrás que por un Decreto, al liquidar los sueldos de Octubre hay que descontarle a cada trabajador un día de sueldo por 12 de octubre para la fundación Eva Perón. Incluso tu sueldo. A los que han trabajado todo el mes para calcular ese día se divide por 26 el total ganado durante el mes”.

El 12 de Enero de 1951. Pasan en tránsito aéreo hacia Ushuaia los volantes Hugo Aspe y José María Cano que cumplen un raid para entronizar como “Santa de trabajo” a Eva Perón.

Por entonces una nueva delegación de fútbol con base el equipo de Los Pingüinos de Ushuaia, participa del Campeonato Infantil Evita. El equipo de fútbol viaja en avión a Gallegos de desde allí al norte realizar distintos encuentros con equipos de la costa con resultados exitosos. El 21 de enero Tierra del Fuego debuta en el Segundo Campeonato Evita ganando a La Rioja por 2 a 0. Por entonces se dirá: “La Fundación llega a todas partes. Eva Perón se ha declarado amiga de los humildes y ratificado el concepto peronista de que los únicos privilegiados en este país son los niños. Y así acontece. Hemos pasado de las promesas a las de las realidades más caras. Se hace obras en todas las direcciones de la Patria, y así la Argentina es grande, es el generoso impulso de la ejecutoría leal de la verdadera asistencia social que comienza donde hace falta y sólo se detiene para cobrar nuevos bríos y multiplicarse”. Agregando: “Los niños fueguinos llevarán a Buenos Aires la sonrisa plena de optimismo de su regocijante asombro de infantes felices de un pueblo digno y progresista”.

El 13 de febrero los niños de la delegación fueguina comparten un almuerzo con Evita en la Casa de la Empleada de Buenos Aires.

El 22 de agosto se realiza un acto peronista frente al cine de Río Grande, se está en campaña por la reelección de Perón y el nombre de Evita suena para más. Octubre es declarado por ley Mes del Justicialismo, y hay preparativos como en todo el país.

El 17 de septiembre de 1951, la designada candidata peronista al cargo de Delegada Territorial, Esther Fadul pronuncia en Río Grande un discurso, a dos días del renunciamiento de Evita la candidatura a Vicepresidente de la Nación. En uno de sus párrafos dijo: “Hay quienes dicen que Evita no conviene que sea Vicepresidente por que es mujer. ¿Acaso no hemos obtenido el derecho de votar y ser elegidas, para todas las mujeres argentinas? ¿No han dicho que tenemos la misma capacidad, las mismas inquietudes, el mismo patriotismo y el mismo sentido de sacrificio que los varones? Y que era una injusticia el habernos negado los derechos cívicos durante estos años? Y ahora cuando eso se ha confirmado en la ley y en estas elecciones votaremos por primera vez, surge gente que dice que no puede ocupar el cargo de Vicepresidente una mujer con tantos méritos como Eva Perón ¿por qué es mujer? Compañeras, es tan absurda esta objeción que da vergüenza que haya gente que haya podido decirlo”. El discurso fue dado ante el Partido Peronista Femenino y fue titulado El Ministerio de Amar.

Las crónicas de la parroquia Don Bosco, tal vez uno de los pocos registros no expurgados sobre este tiempo nos vino a presentar un registro preocupante:

3 de octubre de 1951. Se oficia misa para pedir la salud de la Sra. Eva Perón. Ha venido muchísima gente.

Y otra sucesión de acontecimientos vinculados desde la óptica del Padre Delgado: 17 de Octubre: Este día el Párroco local ofició misa en el nuevo edificio de la Unidad Básica Femenina. Durante la misa tocó música la hermana y cantaron las niñas. La señorita Esther Fadul dirigió el Rosario. Finalizada la misa el señor cura dirigió breves palabras a la concurrencia.

El 11 de noviembre de 1951 Tierra del Fuego debuta junto al voto femenino, en Río Grande las mujeres sufragan en el Banco Nación.

En un libro de oraciones de mi madre se conserva un volante doblado en cuatro con una foto de Evita y el siguiente texto: ¡Al pueblo de Río Grande. Quedan invitados de todo corazón a asistir al Tedeum que se oficiará en la Iglesia Parroquial local –por el pronto y total reestablecimiento de nuestra querida Evita- para poder verla nuevamente ocupando el Sillón de la Justicia, al lado de su gran maestro JUAN PERON. Misa y el Tedeum se llevara a cabo a las 11 en punto, el domingo 9 del presente, rogándoles la puntual asistencia. Los Pobladores!!

El 19 de Enero de 1952 parte una nueva delegación a las competencias nacionales juveniles de Fútbol y Basket, organizadas por la Fundación Eva Perón.

El 14 de abril de es el acto de habilitación y bendición del nuevo edificio de la escuela 2. La Verdad, el semanario del pueblo titula: REALIDAD JUSTICIALISTA. Se comenta que el edificio es obra de Evita, al tener la forma de una letra E.

Para el 14 de Mayo Federico Ibarra rinde cuenta ante Esteban Antoníjevic de la obra Edificio Pro Ayuda Social María Eva Duarte de Perón. Se presentan facturas de gastos por $ 89,578,69, y al haberse recaudado $ 92.637,00 se agrega un efectivo de $ 3.078,00. Las contribuciones son del sector rural y van desde los $ 195 de un estanciero de dos leguas como era Camilo Pastoriza, hasta la contribución mayor de la estancia María Behety de $ 22.100. La obra tuvo por carpintero a Ernesto Álamos.

Volvemos en la evocación de estos días con Evita a los apuntes parroquiales:

5 de julio, Misa por la salud de Doña Eva Perón pedida por el magisterio, cayó una gran nevada, por eso no fue mucha gente la que asistió a la misa.

22 de julio. Se ha rezado la misa de las 10,30 encargada por los hoteleros pidiendo la salud de Eva Perón. Vino mucha gente. Se les dirigió una breve platiquilla sobre la obra de caridad del rezar por los vivos

En tanto que en Buenos Aires el 23 de Julio Ester Fadul, ahora Delegada en la Cámara de Diputados, presenta un proyecto de ley para designar con el Nombre de Gobernación Marítima Evita a la Gobernación Marítima de Tierra del Fuego, ese mismo día suscribió otro proyecto con toda la bancada del peronismo femenino para que la avenida 9 de julio en Buenos Aires pasara a llamarse Eva Perón.

La crónica eclesiástica nos vuelve a pintar con laconismo los días de dolor que habrían de vivirse: 25 de julio. Se rezó la misa de las 11, encargada por los empleados de comercio local. El comercio cerró sus puertas. Hubo mucha gente.

26 de julio de 1952. A las 22.15 anuncia la radio el fallecimiento de la Sra. Eva Perón. Vienen los peronistas de ambas unidades para convinar(SIC) las Misas de mañana. Se toca la campana durante cinco minutos en señal de duelo.

27 de julio. Primera misa a las 9,30.Mucha gente. Las comuniones de siempre. Segunda misa. Concurso extraordinario de gente llena la capilla, la galería y los pasillos. Al final se cantó un responso.

28 de julio. Se ha enviado un telegrama al Excelentísimo Sr. Presidente de la Nación presentándole las condolencias en nombre de la parroquia y de los feligreses en general por el fallecimiento de su esposa Eva Perón. Por la tarde, a las 19, se inicia o sigue el de la noche, novenario pro el descanso de Eva Perón. Viene mucha gente.

Para el 30 de julio las banderas y los vehículos oficiales llevan crespones de luto.

El 31 de julio se realiza el acto cívico en memoria de Evita, sobre el cual no nos ha sido posible encontrar mayores referencias.

Volviendo a la crónica parroquial se advierte el clima de duelo existente:

3 de agosto. Siguen las manifestaciones religiosas del novenario. Se les explicó algo sobre una frase, que una radio extranjera non sancta le atribuye al Papa sobre la santificación de Eva Perón.

5 de agosto. Al término del novenario se reza misa en la UB Femenina. Nombre con el que se conocía al edificio de la Fundación, y que se encontraba ubicado donde actualmente se levanta la Casa Peronista.

El 7 de agosto se establece un paro diario de cinco minutos en la administración de la gobernación marítima en homenaje a Eva Perón. La correspondencia aparece con una franja negra por el término de 30 días.

Los cuadernos de la Misión de Nuestra Señora de la Candelaria, nos brindaron otra fuente de información: 10 de agosto de 1952. Misa Campal por Doña Eva Perón (reza el P. Director) a pesar del fuertísimo viento participa toda la tropa y muchísima población, al final de la misma se desencadena una violenta tempestad de viento, nieve y agua

17 de agosto: Misa en los cuarteles en memoria de Eva Perón a pedido de la Asociación Rural.

El 28 de agosto el personal de la administración pública es invitado a adherirse voluntariamente y sin distinción de categorías con el importe de un día de sueldos o jornales para la formación del fondo necesario para erigir el monumento que, conforme con las disposiciones de la Ley 14.124 perpetuará la memoria de la Señora Eva Perón, Jefa Espiritual de la Nación.

En la Cámara de Diputados Esther Fadul a un año del renunciamiento propone una pintura mural en la bóveda de la Cúpula del Congreso que represente la Glorificación de Eva Perón; y además –en otro proyecto- la edición de “La razón de vida” en idioma inglés.

En tanto que por Resolución de Gobierno Número 116/ 52 dada el 2 de Octubre se designa a los integrantes de la Comisión Organizadora Territorial de los Deportes Infantiles Evita, a los señores Luis Rogolini, como Presidente, Jorge Smolcic como secretario.

Llega el 17 de octubre de 1952 y se desarrolla la primer competencia automovilista de Río Grande en un circuito urbano que se denomina Eva Perón. Los trofeos fueron donados por el Congreso de la Nación y resultó ganador del mismo con una máquina Ford el mecánico Gustavo Cobián.

En la Unidad Básica Peronista Femenina se inaugura un Altar Cívico, editándose un recordatorio que hace unos días me facilitó Toto García, luego de encontrarlo en el misal de su madre Doña Jesusa, el mismo contiene entre otras invocaciones la siguiente Oración: Suplicámoste, Señor, te apidades por tu misericordia del alma de tu sierva EVITA y que, libre de todo contagio de mortalidad le restituyas la heredad de la eterna salvación. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amen. Padre Nuestro, Ave María y Gloria... Agregando que le corresponden a 500 días de indulgencia.

El 11 de noviembre, el Párroco vuelve con estas realidades: Misa de las Unidades Básicas Peronistas. No hubo mucha concurrencia. Es de notar que deben misas desde el día de la Muerte de Eva Perón. Total $ 620. Has que restar $ 150 que abonaron las señoras de la Unidad Femenina.

Las crónicas de la Misión resultan ser las únicas referencias escritas vinculadas con lo ocurrido el Lunes 19 de enero de 1953. En la mañana toda la escuela con la banda se trasladó al pueblo para recibir a las “legisladoras” que venían de Buenos Aires con Doña Ester Fadul para la inauguración del monumento a la Señora Eva Perón. Estaba todo el pueblo y las autoridades. La escuela se presentó bien como siempre. La banda no sabe algo indispensable. ¡Lástima que no sabían el Himno! Hubo también un acto en la escuela 2.

El 1 de mayo los actos del día del trabajador son preparados por el secretario de proselitismo de la Unidad Básica Masculina, el Juez Galdón, y dan comienzo con una ofrenda floral frente al monumento a Eva Perón. El programa de festejos lleva la siguiente frase de Evita: “Cada mujer peronista serán en el seno del hogar, centinela vigilante de la austeridad, evitando el derroche, disminuyendo el consumo e incrementando la producción”.

26 de julio. En la misa aniversario se cuenta con la adhesión del BIM 5 que envía una comisión. En las invitaciones despachadas por Clara de Trotta por el Partido Peronista Femenino se lee: “He tendido un arco iris de amor y felicidad entre los humildes y el General Perón”. En tanto que el programa dirigido al Pueblo de Río Grande detalla la realización de una misa, el descubrimiento de cuatro placas por las ramas masculinas y femenina, el SUPE y el Club Presidente Perón en el monumento a Evita. Para la hora 20 se organiza una concentración y un desfile de antorchas, habiendo permanecida abierta la U.B Femenina con guardia de honor de 10 a 20.25 con rezo del Rosario.

El 1 de mayo de 1954. Se dispone una contribución voluntaria a la Fundación Eva Perón en todo el país. En Vialidad de Río Grande los tres empleados de planta permanente suman $ 140,2l, en tanto que el personal temporario –31 obreros- $ 836,30. Para el 12 de octubre se dará la segunda contribución anual de valores similares.

El 5 de noviembre se estrena en el Cine Roca la película Eva Perón Inmortal, en funciones de matiné y noche.

Pero hay situaciones que tiene otro color y que forman parte de los desencuentros que crecerían en toda la Nación. Leemos sobre el particular la Resolución Número 1 dada el 20 de abril de 1954, por el Teniente de Fragata I.M. Joule Fravaglia y el Capitán de Fragata I,M. José R. Fonrouge: Visto los hechos que atentaron contra el monumento erigido en memoria de la Jefa Espiritual de la Nación D. María Eva Duarte de Perón y Considerando Que es sentimiento del pueblo realizar un acto de desagravio. Por ello y atento a las facultades otorgadas por S.E. el señor Gobernador Marítimo El Delegado Zona Norte Resuelve:

1.- Declarar asueto de 10,45 a 14,00 el día de la fecha.

2.- Hacerlo extensivo a todo el personal administrativo, obrero y comercio en general.

3.- Invitar al pueblo a concurrir al acto que tendrá lugar en el monumento a la Jefa Espiritual de la Nación, a 11.00 horas.

La historia turbia también llega hasta nosotros en los distintos levantamientos cívico militares que precipitaron la caída del primer gobierno peronista el 16 de septiembre de 1955. En Río Grande el accionar antiperonista tiene protagonistas civiles y uniformados...

El 19 de septiembre de 1955 Néstor Tadich es citado para recibir el Busto a Eva Perón ya sacado de su emplazamiento, lo que se efectúa protocolarmente. Al día siguiente es detenido y enviado a Ushuaia. Mas tarde dirá: “Detenido en la Comisaría de Río Grande me incorporaron como huésped de la cuadra del personal, en el cual se encontraban colgados de las paredes los retratos del general Perón y Eva Perón, los cuales aun no habían sido objeto de censura por el personal superior”.Tadich era interventor al partido en Tierra del Fuego pero su mandato había fenecido el 9 de abril al constituirse la Provincia Patagónica.

Esto que les hemos brindado no es la historia del peronismo en Río Grande, pero si un conjunto de referencias sustanciales para tener en cuenta en relación a las vivencias de entonces, y las acciones y sentimientos que unían a Evita con su pueblo.

Para finalizar, quiero repetir lo escrito una década, reivindicando a una antigua vecina que ayer me recibió con sus lúcidos 91 años, y con la que hablamos de amarguras presentes y dulzuras pasadas. Le fui a contar que hoy iba a estar aquí con ustedes, hablando de nuestra Evita, la que ella supo querer y por la que trabajó desde aquella Unidad Básica Femenina de la Calle San Martín y Elcano. Vamos a ese relato:

Cuando en el invierno de 1952 la primera dama de la Nación es ganada por el cáncer, Río Grande experimentó las reacciones de todos los argentinos, y meses más tarde el pueblo vio descubrirse las marmórea figura de Evita, sobre alto pedestal de más de dos metros, en el cual colocaron tres placas de bronce con leyendas que hoy nadie puede recordar.

Allí, donde hoy se levanta la figura de Tomás Espora estaba el templo de la devoción popular, y fue donde con la presencia de la “legisladora” Esther Fadul, el Comisionado Municipal José Finocchio, el Delegado Zona Norte, pueblo y demás autoridades, el 19 de enero de 1953 se levantó el monumento a la madre de la revolución justicialista. Entre sentidos discursos de los presentes, entre respetuosos silencios.

Este fue el lugar más cercado y eludido hasta septiembre de 1955 cuando los adláteres locales del golpe se ensañaron -más que con cualquier institución o persona- con el símbolo estatuario del busto de Evita.

Mientras la dirigencia local del partido era recluida o se ocultaba prudentemente, mientras las fuerzas del Capitán Fonrouge ocupaban la casa partidaria para instalar dependencias gubernamentales, una cohorte de amigos del nuevo gobierno llegó hasta el busto y atándolo fuertemente comenzaron a derribarlo. Fue entonces que, con más valor que vergüenza apareció en Doña Verónica. Venía del frente, de esos escasos cincuenta metros que separaban la cocina de su casa de pensión que fue hogar para tantos nuevos riograndenses, venía de un tiempo de experiencias simples de dignificación y oportunidades para la mujer, venía de una amor visceral por una figura trascendental para los destinos de un pueblo. Venía de un pueblo.

Ella, que seguía siendo chilena, quiso que esos argentinos no cometieran su atropello y como estatua fue golpeada y arrastrada... pero Doña Verónica no fue destruida.

Mientras han pasado al olvido los restos materiales de aquel monumento de Eva Duarte de Perón, el gesto de Doña Verónica Soto saliendo de sus ollas –quien sabe con el delantal puesto- se transforma en la dimensión del tiempo en la primera actitud pública y valiente de carácter cívico, en una comarca de arrepentidos.

Algunas observaciones a la canción malvinera de Víctor Heredia.

A primer oído la BREVE HISTORIA DE LAS ISLAS MALVINAS, reciente producción del cantautor argentino, resulta agradable al oyente sensible al espíritu nacional, e incluso parece ser didáctica.

Pero en una segunda escucha hemos detectado algunos manejos de datos desacertados:

Las Malvinas no fueron nunca habitadas por “yamanes y shelknám”, más aun.., no existe prueba fehaciente del poblamiento humano anterior a los avistamientos europeos.

La transacción entre franceses y españoles, que permite el ejercicio de la soberanía por parte del reino de España, no está dada en 603 mil libras, sino en un importe más preciso de 618 mil 108 libras trece sueldos y once dineros, valores tal vez más difíciles de armonizar en la rima. Pero además no fue una compra, sino una compensación por las instalaciones levantadas en el lugar.

Durante un tiempo tendremos en una isla a los españoles, y en la otra a los británicos.

Es que en la canción hay dos grandes omisiones: Las instalación británica de Puerto Egmont, y los ataques de la Lexington, nave norteamericana, que precipita la partida de Vernet del archipiélago.

Son los norteamericanos los que cañonean el lugar, la presencia de la Clío intimida a Pinedo, capitán de la Sarandí, nave patriota, la que abandona el lugar mansamente.

La cantata, al perder documentación, desdibuja una acción más compleja de los intereses intevinientes en el lugar.

El collage presentado en You Tube resulta por demás arbitrario.

Hay una alusión a Lennon, que nunca opinó sobre lo vivido en 1982, dado que fue asesinado el 8 de diciembre de 1980.

Y ya para el final –mi consultor Don Pulgar- agrega que nuestros generales no usan espada, sino sable, a imitación del que perteneciera al General San Martín.

video

Los riograndenses y el sentido heroico de la vida.


En ocasión de los 91 años de la creación de la Colonia Agrícola de Río Grande fuimos invitados por El Sureño a participar de su suplemento recordatorio. De la oportunidad, estas reflexiones..

-Le han puesto nombres de tanta gente a las calles de Río Grande, pero no se han acordado de mi viejo.

El reclamo, que suele ser frecuente, viene siempre por el lado del padre, solo en algunos casos alguien dice: -Se acordaron de mi padre, pero tendrían que reconocer también a la vieja, sin la cual él no podría haber hecho nada.

Y lo hecho, en resumen, es haber trabajado toda la vida, tenido uno o varios hijos –más fácil esta segunda fórmula-, haberlos criados y educado.., y en algunos casos conseguido ciertos logros materiales que no alcanzaron para que toda una generación viva de lo que cosecho la rama fundadora de la familia en este lugar.

Con cierta diplomacia argumentamos que a nosotros nos pasa lo mismo, y entonces a veces nos sorprendemos en que nuestro interlocutor argumenta en favor de sus antepasados, por encima del nuestro, y en estas condiciones dificilmente podremos ponernos de acuerdo. Luego se pasa a señalar ciertos nombres que aparecerían invalidados, por conductas públicas y privadas, que no tienen “tan buena nota”, con las que su estirpe.

Entonces no envidiamos el papel que le correspondería a una comisión destinada a aprobar denominaciones en la ciudad, puesto que no es fácil convencer a Montescos y Capuletos.

Cuando conseguimos de alguna medida disminuir los méritos ajenos, aparece la reivindicación de la antigüedad, con el supuesto que antes llegaste más mérito tenés. Criterio que por un lado parece ser militar, pero que en los dichos nostalgiosos van de la mano de las privaciones e incomodidades que se tuvieron que afrontar, de la falta de ayuda, del rigor climático.

Esta última situación medida en fuertes vientos, fríos inviernos, barro por doquier, falta de agua luz y gas, parece ser la exacta medida para dar la categoría de héroes a los que pasaron por semejantes privaciones.

Pero esta baja calidad de vida, tal vez propia de los que conocieron el Río Grande inaugural, también ha sido vivida por otros que llegaron algo más tarde (para la el caso más crítico el de los actuales asentamientos), aunque en respuesta aparece aquello que los de antes debieron esperan más para salir de situaciones desesperantes.

El rigor climático, difícil de afrontar para todo el que no es de este lugar, es el que ha dado primordialmente sentido heroico a las vidas riograndenses.

Claro que ese mismo clima es el que afrontaban los pueblos originarios, pero viene al caso decir entonces que ellos eran distintos, que estaban aclimatados por siglos, y entonces sus méritos disminuyen. Y hay que señalar que entre esos fueguinos existía también un sentido heroico de la vida, que se dibujaba en el paisaje, se instalaba en la topografía que llevaba el nombre de sus héroes y sus predecesores –en la tierra, el cielo y el agua- y que, por ser un pueblo guerrero, estaba fundada en la vida como una lucha. Y podemos agregar algo más: esa lucha luego se planteo contra los que recién vinieron, que activa o pasivamente participaron del exterminio, o el mestizaje, en una brega donde el sentido heroico de vida no parece del todo dibujada en favor de uno o de otro sector social en conflicto. Es decir: No es fácil encontrar a alguien que argumente que su lucha por vivir aquí pasara por eliminar al nativo. Pero que fueron los perdedores, fueron los perdedores...

El sentido heroico de la vida tiene ribetes nacionales. Para el argentino parece haber sido más duro echar raíces en este suelo. Más allá de los muchos que llegaron por obligación, y en que en algunos casos los mejores empleos y algunas prerrogativas beneficiaron a los “hijos del país”, se impuso en la idea de la argentinidad también un principio de sentido heroico de la vida, que incluso vino a lavar pasados no muy claro en el historial de algunos migrantes.

Aparece aquí lo que se ha dado en llamar “el mito pionero”, por el cual en nada se pregunta al recién venido sobre su pasado, en tanto que aquel nada debe pretender saber sobre el pasado de los que vivían antes aquí. Una formulación de fin de la historia que antecedió a la de Fukuyama.

Al extranjero le correspondió otra porción de sentido heroico de la vida: siendo mayoritariamente chilenos les tocó desempeñarse en las tareas más rudas, para las cuales tal vez se los pensó acostumbrados, dada la proximidad geográfica de su origen. Eso de ser “buenos pál zanjeo”, como expresa Walter Buscemi en su Cantata Fueguina, es mérito chilote que puede ser afirmado por cualquier capataz de obra..., argentino. Este inmigrante no ha perdido fácilmente su identidad de origen, y es en sus hijos –que ya son argentinos- donde él ha sentido que estaba haciendo patria. En este renunciamiento está su sentido heroico de la vida.

Un gran número de uniformados han tenido destino en este lugar. Sabían de inmediato, aun antes que se acuñada el término soberanía en el habla cotidiana, que su presencia obedecía a objetivos de defensa nacional, y que la adversidad climática, la lejanía del resto del país, y los riesgos de contiendas los ponía en el plano de ejercer durante su destino el sentido heroico de la vida.

Yo comencé a pensar en todas estas cosas cuando debí salir de aquí para estudiar, dada la falta de posibilidades en el medio, y la circunstancia que no era fácil nos prestó la posibilidad de darle cierta heroicidad a nuestro sacrificio.

El conflicto del 78 expandió esta idea del sector castrense a otros sectores de la comunidad, entre ellos el de los educadores, que en el sentido de transmitir valores de patria, en un área donde esos argumentos eran dispersos –de izar cotidianamente la bandera de Belgrano- los daba a sus didácticas un sentido heroico de la vida que muchos rememoran aún en los lejanos destinos que algunos puedan haber elegido para sus edad jubilatoria.

Este clima de heroicidad ha sido el que justificó amplias vacaciones, zonas remunerativas, y ventajas previcionales para buena parte de la administración pública.

La Defensa Civil, madurada institucionalmente en esos días, dio organicidad a numerosos vecinos, que en el plano simple de un jefe de manzana alimentan hoy recuerdos bélicos que los lleva a mostrarse en un sentido heroico de la vida.

Pero esa “guerra” la del 78 está cercana a la dolorosa contienda del 82, y allí cuando se examina las conductas de los que combatieron, donde la estatura de héroes aparece generalizada, y se valora a la vez la conducta comunitaria, el gran sentido heroico de la vida para los riograndenses parece estar dado por haber vivido el 82 aquí: “porque aquí la guerra se la vivió como no se la vivió en el resto del país”, y en algunos casos el concepto crece para alcanzar a decir que también la dictadura –antes se decía el Proceso- “se vivió de una manera diferente”.

Los trabajadores no saben de grandes reivindicaciones sindicales hasta la caída del último gobierno militar, y los embates para dar continuidad a la ley 19640. Muchos primeros inversores en el plano fabril destacaban que lo suyo acompañaba el proceso de argentinización, y con ellos lo que les daba pingues ganancias pasaba a ser parte también del sentido heroico de sus vidas. Las primeras manifestaciones de las luchas gremiales tienen su perfil heroico, se recuerda las listas negras, la incomprensión desde el sector de antiguos vecinos que rumoreaban sobre sus caravanas de protestas en automóvil. Sindicatos donde apenas había alguna reivindicación salarial, que servía para ilusionar a muchos con un pronto retorno al norte originario; pero que luego se tradujo en la búsqueda con el estado de soluciones asistenciales, dentro de la cual apareció la salud que desde hacía muchos años en algunas circunstancias –como la de dar a luz- marcaba un sentido heroico a la vida, como así también la de muchos de debían confiar en Aerolíneas como el mejor médico posible.

Fue entonces que comenzó a acuñarse la palabra arraigo, una actitud de vida que no reclamara el reconocimiento de heroicidad para lograr una trabazón perdurable entre el hombre y su paisaje.

El Río Grande actual –vigente y emergente- ofrece espacios de vida para cada vez un número mayor de habitantes. Nuestra dirigencia, que ya no es heroica como la del tiempo de las fuerzas vivas, o de los embates del poder central- debe dar respuestas a un número que nos desborda. Los últimos datos censas nos han demostrado que los nativos en la isla no llegan al 40%, en una ecuación que me parece que viene siendo así desde el tiempo de la colonización. Algunos dirigen su mirada hacia los que mandan y advierten que pueden ser considerados como gente que no es de aquí, pero su tarea que no es fácil abarca satisfacer demandas crecidas de un pueblo plural.

El presente tal vez no ofrezca posibilidades de dar masivamente sentidos heroicos de la vida a nuestros contemporáneos, si para el que con su arrojo salva una vida, si para el que pierde en sí lo que pone a disposición de los demás..., pero estos son tan solo algunos pocos. El sentido heroico de la vida parece ser la gran marca de identidad histórica para el riograndense, ahora por suerte abogamos por un presente y un futuro que no nos sorprenda, como no ser más que en la felicidad de formar parte de esta comunidad.

Hasta el próximo recuerdo...

La imprenta me ha entregado los primeros ejemplares de mi primera novela.
Es una edición limitada que está a disposición de los interesados.
Siempre me gustó acumular cierto número de lectores antes de hacer presentaciones.
Esas ceremonias están construidas en base a la autoestima y -tal vez- todos hablen bien de mi.
La oportunidad de conseguirla antes formará parte de un mensaje privado que Uds podrán dirigirme, y acercaremos posiciones.
Mientras tanto, aunque pocos los sepan en Río Grande, aquí -en casa- sigue la fiesta.

Gestos riograndenses en un 11 de julio.

Son variados, como sus protagonistas. Trasuntan las circunstancias de vivir. Integran en su pluralidad la mancomunión entre la ciudad y su gente. En algunos cosas se muestran como todos los días, en otras viven situaciones especiales, o están de distantes...
Pero todos son de aquí, y en cierta medida son -o han sido- contribuyentes de esta fiesta.

Valentina y Emilia Giorgi, más Adriana Bendedetto.

Ana Laura Gutiérrez.

Carina Calisto.
Carlos Massera.
Carolina Subils.

Carolina Zamora.


Cristian Barrientos.

Adrián Bitsch y Juan Ticó.

Domingo Plácido Montes.

Elías Rolando.

Esteban Pichuncheo.

Estela Cruz.

Katy Vicic.
Luís Benegas.
María Esther Bustamante.

María Karién Montes.

María Yess.
Mario Campanilla Barría.

Marisa Rouvier.

Marquitos Quaquer.
Micaela Abal.
Marta Emilce Llamedo Ojeda.

Mónica Altube Vera.

Nancy Barrios.
Patricia Cajal.
Paula Ovando.
Paula Winsgtrom
Juan Urdampilleta.

Ramón Caicheo.
Roxana Filosa.
Sacha Castro.
Sonia Castiglione.

¡Viva la bolsa! 0003

Fue en la segunda década de los años 70, cuando hacía crisis la provisión de agua desde El Tropezón por la creciente demanda de un pueblo que había crecido tanto.
Entonces se había hecho usual ir hasta la misión a cargar en damajuanas el agua que estaba disponible en una pileta al frente del edificio.
El agua era buena, de producción propia, desde hacía dos décadas se canjeaba a los petroleros por gas.
Pero la codicia impuso sus códigos. Tanta presencia de gente, que incluso en los días lindos ponía sus autos en el lecho del chorrillo y allí los lavaba, llevó a tomar medidas restrictivas: El agua de la misión estaría disponible para el que la comprara por litros, y hasta se llegó a un acuerdo para su comercialización en el supermercado de la Patagonia.
De allí estos envases que ahora pueden verse en el Museo Monseñor Fagnano. Como se pensó en grande también tuvieron su producción de soda.
Pero la gente no tenía preparado el bolsillo para esto, les habrá parecido cara, o se inauguró la toma nueva de agua, y la planta construida por la empresa Degremont.


Junto a la draga de Sloggett

Un hombre dibuja su figura sobre la gigantesca estructura oxidada.

Desde lo lejos mostraba su dormitar sobre la gris arena en la que lleva más de un siglo.
Las costas de Slogget, sobre las costas del Canal Beagle muestran lo que fue quedando de una empresa que no mezquinó tecnología a la hora de buscar oro, tan en el confín.
Allí llegó toda esta tecnología, como lo habían hecho también otras máquinas similares en la zona del Cordón Baquedano, en el sector chileno de la isla.

La tecnología del vapor tal vez se alimentó de la madera del lugar.

Y todo esto se puso en movimiento.

Hoy la antigua maquinaria sobreviviente en el aislamiento del lugar muestra el olor del tiempo.

Y la curiosidad del fotógrafo fue dejando testimonio sobre lo que no se sabe bien, es un arriba o un abajo.


Hay una marca inglesa para estas máquinas que representaban también una forma de dominar el mundo.

Y la rueda, invento primigenio de las civilizaciones, en mudo testimonio de su esperanzado uso.

Por aquí subió el hombre que nos presentó esta serie fotográfica.

Allí arriba, a la izquierda.
Madera muerta.
Hierros latentes.
Confluencias de cielo y mar.

Ramón Orellana...
Y Juan Marcelo Paniagua...

Nos contaron de las duras travesías por llegar. De las nuevas herramientas con las cuales sus esfuerzos van dando sus frutos. De los 72 años de Ramón, de los 38 de Juan... De la aventura del trabajo. De la fortuna que es solamente el salario de la esperanza.