Juan José Degratti: Recuerdos de un programa pionero.


Radio Nacional Río Grande nace en 1973 con una dotación de personal en planta permanente, en parte constituida por gente venida de otros lugares del país, en parte por residentes en Tierra del Fuego.

El núcleo artístico estaba constituido por locutores y redactores, pero no se pensaba dotar de periodistas a una filial del interior. Esta situación recién vino a ser revertida en caso de LRA 24 durante la gestión del presidente Kirchner.

Fue así como en aquellos primeros tiempos la radio dio cabida a un conjunto de colaboradores que trabajaron sobre áreas específicas, en la mayoría de lo casos con gran entusiasmo y solvencia en programas que llegaron a durar mucho tiempo.

Uno de ellos fue el programa deportivo que tuvo por principal referente a un mecánico procedente de Rosario: Juan José Degratti

Deportes en el 640 prácticamente nace cuando nace la radio. Fue una de las primeras audiciones. Tuvimos la suerte de ganar el Santa Clara de Asis. Junto con Horacio David Sur y Carlos Brea armábamos lo que se decía Deportes en el 60. Por supuesto costaba mucho más hacer las cosas. . No había los medios que hay hoy, teletipo, fax y todo. Nos pasábamos escuchando las noticias de otras radios para tener algo para decir. Y nos atrevíamos a cosas mayores, incluso se trabajaba en vivo con el amigo Daniel Pisano, hicimos transmisiones de boxeo, de automovilismo, de fútbol. Con los pocos medios que tenía Radio Nacional llegaba a buena parte de la isla lo de la parte deportivo, incluso todavía conservo las cartas de los oyentes, tanto de Tolhuin y toda la Provincia de Santa Cruz. Porque no había prácticamente nada entonces.

Cuando comenzamos a usar una marcha que identifique el programa, no encontraba la marcha adecuada para Deportes en el 640 hablamos con quien fue nuestro padrino el amigo Portela de LRA 14 –radio Provincia de Santa Cruz- él nos mandó el disco para que sea la marcha que identificara a Deportes en el 660, y lo fue hasta que terminó por circunstancia de trabajo.

-Era un gran programa deportivo amateur…

Nunca cobramos, ¡y aparte la única vez que nos giraron plata - no me acuerdo cuando fue- no tenía una aspiradora la radio, no tenía lamparitas, porque prácticamente no le giraban.

Al programa lo hacíamos con cariño y fue durante más de 15 años que estuvimos presentes a veces descuidando la familia y el trabajo Hay anécdotas para contar. Yo por ejemplo soy mecánico de la empresa Schlumberger. Y había ido a la zona Cañadon Piedras a hacer un trabajo. Y en ese tiempo también se me daba que relataba la carrera. Yo fui y volví. Y tuvimos la mala suerte que el camión se rompió, yo dejé el camión y volví a relatar la parte de la carrera y después me dijeron que gritaban al receptor: José Nicolás Azaro y Héctor Loncón Villarroel, que son con los que trabajábamos en Schlumberger. ¡Largá el micrófono y venía a arreglarnos el camión! . Son anécdotas que uno puede contar.

Lo hicimos con el ánimo de colaborar con la radio. Yo decía que cuando con el tiempo transcurriera, dejaría de hacerlo, tal es así que luego la gente si hizo un programas deportivos lo primero que busca es un rédito monetario.

Juan José Degratti sumaba estos recuerdos cuando en el año 1998 la radio cumplía sus bodas de plata y el era un activo dirigente gremial del sector Petrolero Privado.

No lo hago porque no tengo tiempo, lo haría gustoso sin cobrar un solo centavo. Es que estoy continuamente estoy viajando a Buenos Aires. Pero si tendría que hacerlo lo haría. El amigo Rubén Rumachela, Beto Córdoba, Eduardo Vázquez, dirigentes del automovilismo local realizadores del Gran Premio de la Hermandad, piensan que así como con los 25 años de la carrera se largaría como en un principio de punta a punta –La competencia une por terrosas rutas nuestro Río Grande con la localidad chilena de Porvenir- también quieren que estén los mismo relatores de entonces Radio Presidente Ibáñez y nosotros.

Yo he estado estos tres días de Semana Santa en Porvenir con Cococho López Cárdenas y con Mímica y otros amigos de entonces. Y recordando las anécdotas: “En su momento fue a correr el gringo Acha y antes de largar se había mandado dos o tres botellas de whisky. Y le dijo el presidente del Club de Volantes que le vaya a decir al gringo Acha: ¡Ud. Que no podía correr por que no tiene frenos!. Mimica se lo dijo, y el gringo le contesto: ¡Yo no vengo a frenar, vengo a correr! Y participó de la competencia. Corría el año 58 o 59.

-Se daban polémicas en Deportes en el 640?.

Aveces la información que dábamos no era correcta porque no teníamos mucho tiempo para prepararla y así que bueno En una carrera, en un momento dado, Carlitos Brea nos dice que había pasado el 4370. No había ningún vehículo con ese número; claro llevaba la propaganda de esos cigarrillos (43/70). Así que bueno que era anécdotas que había que contarlas, por que eran parte de la radio.

Degratti ya tenía su trabajo periodístico en el Canal de televisión, medio que en Río Grande comenzó 6 años antes de la radio.

Yo empecé en la primera salida al aire la hice en la TV con Godofredo Videla, Rodolfo Rivarola y su esposa. Ahora hay muchos que se dicen periodistas, pero de ahí a que lo sean. Hablan de periodista, periodista no creo que alcancen los díos de la manos. Muy pocos son los periodistas que están habilitados. Recuerdo un reconocimientos que me entregaste en propia mano un 7 de junio. Hoy quizás sean 50 los periodistas o mas, pero que en realidad son personas que les gusta estar detrás de un micrófono. Pero estudiar periodismo lleva estar detrás de un micrófono, y nada más.

-Es lindo estar detrás de un micrófono!

Se me pone carne de gallina. Me gusta darle la emoción. Para un Gran Premio de la Hermandad, no me daban la entrada al Autódoromo y estaba doña Elena Mingorance detrás de mí, entonces me dice el locutor desde el estudio, que tenía el pase para informar lo que estaba pasando, y yo comencé: ¡TENEMOS UNA MAQUINA, ES LA 125!. Y doña Elena no entendía nada. Mirá recién llegó le dijo.. Una cosa es decir: llegó la 120 (sin mayor ganas). Uno le da la emoción, detrás del micrófono para el que escucha también lo viva. Y doña Elena no entendía nada. Pero es parte del trabajo darle emoción de la carrera y para que la disfrute el que escucha.

-Lo tuyo en deportes es el automovilismo en primer término.

El automovilismo, y también el boxeo también. Pero el fuerte mío era el automovilismo. Permanentemente conseguía era la revista Corsa,, sacaba de la revista para darle a los oyentes la información de parte de Argentina y de Chile. Tanto en Porvenir como en Punta Arenas. Yo entré a un mercado Listo –de Punta Arenas- en el día de ayer a la mañana, y me encuentro con un muchacho que boxeaba muy bien, llegó a ser campeón: ¡el . Peludo Hernández!. Y me preguntó: ¿Qué pasa ya no transmiten más en la radio?. Fue una época mas linda. Nuestro programa empezó con la radio

-Los fueron a buscar, o se fueron a ofrecer.

Me fui a ofrecer. Creo que el señor Pignolo, que era el director en ese momentos de la radio, nos recibió a nosotros, con Surt. Dijimos que si podíamos ha hacer un programa deportivo, no íbamos a cobrar nada y entonces no autorizó a hacer Deportes en el 640.

-O sea que si la radio comienza el 28 de abril de 1973 ustedes cuando comenzaron?

Creo que a la semana ya estábamos trabajando, con mucho cariño y mucho amor. Llevábamos muchos papeles sobre el escritorio. Nos fuimos haciendo cancheros. Los primeros días para acostumbrando llegábamos cuatro horas antes. Después ya llegábamos con media hora de anticipación. .

De todos los operadores que había teníamos más confianza en algunos. Cuando hacíamos una grabación pedíamos el Chaque Acosta o Alberto Chenú. Con la mirada ya el Chaque cortaba colocaba la cortina, lo mismo con Alberto que nos conocíamos del canal.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

... Que buenos los "detras de escena / micrófono" que se cuentan en esta historia ... Como comunicador social, me pareció entretenida la nota, y sería bueno que este tipo de relatos que cuentan los inicios radiales en nuestra Patagonia (difíciles por cierto) también puedan ser incluidos en las temáticas univesitarias y sus textos. Aportan.

Un saludo Mingo,

Hernán.-

Mingo Gutiérrez dijo...

Creo que uno se diversifica en muchos frentes, y finalmente tiene muchas cosas a medio hacer.
Yo les llamo prepizzas, si alguien aportara recursos para terminarlas sería más fácil pero aquí nadie piensa en hacerse rico, o compartir fortuna en bienes culturales.
Se piensa en una empleo público que nos inmovilice, y después el eterno lamento de los que nada hacen.
Gracias por tu mirada.

Micaela dijo...

Me imagino que debe haber sido toda una aventura. Así que se basaban en las radios italianas? Es que mucho de lo de Argentina de hoy tiene orígenes italianos porque la mayoría de la gente desciende de ahí. Cuando estuve en Italia tuve la oportunidad de escuchar la radio para ver cómo era ahí. Tenía suerte porque me estaba hospedando en uno de los mejores hoteles en florencia y me daban un muy buen equipo. Parecía de buena calidad lo que escuche, igualmente como no entiendo el idioma mucho no puedo decir, pero se notaba que era buena.
Saludos
Mica