EVOCACIONES*Agosto 17, de 1966. “Dios es piloto y vuela conmigo”



El 17 de agosto de 1966 un Curtiss de la empresa Aerovías Halcón realizó un amerizaje en la costa de la provincia de Chubut, en Punta Lobos a 300 metros del Faro Punta Lobos y a 60 kilómetros al sur de Trelew, zona lindera a la Estancia Dos Pozos.
El Comandante de la aeronave se comunicaba con la torre de control del aeropuerto de Trelew hasta que a las 18.10 ésta perdió contacto. Pasado un tiempo prudencial el Centro de Búsqueda y Salvamento de Ezeiza puso en marcha un operativo de búsqueda, al mismo tiempo desde la ciudad chubutense se organizó también una comisión de rescate con la participación de la emisora local y radioaficionados de la zona.
Desde el Centro de Ezeiza se solicitó apoyo a la Fuerza Aérea Argentina, la que destacó al avión Albatros BS-01 proveniente de la Base Aérea de Tandil, mientras que la Armada Argentina a través de la Aviación Naval desde la Base Aeronaval Comandante Espora despachó al Lockheed P2V-5 (Neptune MR Mk.I) 0411/2-P-104.
El Curtiss fué localizado a las 7.44 del día 18 de agosto por el avión naval, el mismo día se estableció un contacto radial desde Trelew con Ezeiza a través de la estación LU2-WM mediante el cual el piloto del LV-GLE, comandante Vicecomodoro (RE) Jorge Luis Moreno, relató lo sucedido, simultáneamente la estación cabecera de la Red de Emergencia LU0-ASC hizo contacto “phone patch” entre el piloto y su madre, el Comandante le dijo “..Dios es piloto y vuela conmigo..”.

Parte de los ocupantes del avión (12 personas) fué evacuada con un bote salvavidas, mientras que otros nadaron hacia la costa. Cuatro personas, incluido el comandante subieron por los acantilados en busca de ayuda, luego de caminar varias horas, fueron trasladados a Trelew.
Declarado en emergencia el avión, partieron dos aeronaves en su auxilio, un Grumman Albatros de la Fuerza Aérea (BS-01) desde Tandil y un Lockheed Neptune de la Marina de Guerra (2-P-104) desde la Base Aeronaval Comandante Espora.
A las 7.44 del 18 de agosto de 1966 el Neptune avistó el avión a 300 metros del faro Punta Lobos, a 200 kilómetros de Trelew.
El aparato se encontraba sumergido, emergiendo del agua solamente el empenaje.

Lamentablemente hubo una persona fallecida. Gonzalo Carballo
Entre los pasajeros viajaban dos hijos del jefe de adanas de Río Grande, de apellido Saravia.

AEROVIAS HALCÓN realizaba vuelos de carga entre Capital Federal y nuestro Río Grande, trayendo entre otras primicias FRUTAS Y VERDURAS. Su agente local era PABLO MAGDALENICH.