Antología inesperada: Elsa Celia Pantaleone.


Nos conocimos en los años 80. Ella era una abuela de múltiples viajes a Río Grande, la ciudad que comenzaban a habitar sus hijos.

Esos viajes escalonados la hacen poseedora de una memoria descriptiva de como iba cambiando todo.

Un día la descubrimos poeta y la incluimos -era el 20 de octubre de 1991- en uno de los primeros Cordón Cuneta.

Nos fuimos encontrando a lo largo del tiempo, ya radicada entre nosotros (lo hizo en el 2002), y en otras manifestaciones culturales.

De boliche en boliche, de mesa a mesa, fueron algunas de nuestras conversaciones.

En este diciembre volvimos a darle entidad periodística, en un mediodía de LRA 24. Acumulaba vida fueguina y nos entregaba versos románticos y nostalgiosos.



Quisiera mil veces
Volver a besarte,
Tus ojos mirarte
Temblando de amor,

Estrechar tus manos,
Besarte de nuevo
Y tocar el cielo
De una vez… al fin.
18-05-88

Quién sos…
De dónde venís…
Que nube te trajo…
Que pájaro te guió..

Quién sos…
Que me trajo tanta paz…
Que lavó mi frente de tanta pena…
Secó mi llanto…

Quién sos..!
Te esperé tanto…, te creí imposible
Que camino guió tus pasos…
Cómo te orientaste..!

Porque llegar…
Cuándo más te necesitaba…
Trayendo tanta paz…
Enseñándome a reir…

No lo puedo creer.,..
Quién sos..!
12-11-86

Cuando llegaste a mi
Convertido en fragancia
Con tu aliento de humo
Acunando un deseo.
Me acurruqué en tu cuerpo
Que me envuelve y me entibia
Desplegando mis alas
Transportándome lejos…
Ese embrujo divino
Que tu solo despiertas
Volviéndome joven…
Despertando mis ansias…
Entonces recordé.
Que llegaste a mi
Convertido en fragancia
Con tu aliento de humo
Acunando un deseo.








Cuando este fuego
Que nos mantuvo
Despiertos y vivos
Se apague de mi.

Cuando de a poco
Me apague
Consciente pero sin quererlo,

Estaré con vos…
Acariciándote con la brisa,
Mojándote con la lluvia,
Besándote con el viento.
Me iré, confieso,
Sin quererlo, pero inevitable
Con el sólo deseo
De que me hayas querido un poco.
14-04-80



POR VOS
Robaría las estrellas,
Si eso te da alegría…
Robaría la luna,
Para mecerte en noches de verano..
La sombra de un árbol,
Que te da sensación placentera..

La playa húmeda,
Donde solo sus pasos la marquen…

Robaría el mar,
Que es como vos, indomable…

Robaría una noche de invierno,
Donde te acurruque al calor de los leños encendidos…

Pero, la verdad.. que yo…
Solo quisiera… robarte un beso…


24-11-86