Bienvenido 2011!


Todo el mundo aparece en el año nuevo con sus deseos, esperando que se cumplan. Todos como esperando la caída de una estrella fugaz.

Y junto a los que no tienen más que deseos, están los que aparecen con sus necesidades. Esos que a veces cuando pueden brindar, brindan... sin pedir otra cosa.

El año duda al dar sus primeros pasos, si seguir como otros años atendiendo a los primeros, o comprometerse con el destino de los segundos.

El año nuevo viene hasta mí y lo llevo de la mano.

2 comentarios:

Pali dijo...

¿Habrá alguna gente que brindó sin pedir nada?

¡Gracias Mingo por dejarnos compartir tu año!

SUREANDO dijo...

"El año nuevo viene hasta mí y lo llevo de la mano."
Así tiene que ser Mingo.

Me gustó tu reflexión, qué verdadera y profunda.

...atender a los primeros o comprometerse con los segundos...
dejemos que el año dude y decida.

Sólo salud te deseo Mingo, mucha salud para ti y los tuyos.
Un abrazo
Beatriz