Algunas observaciones a la canción malvinera de Víctor Heredia.

A primer oído la BREVE HISTORIA DE LAS ISLAS MALVINAS, reciente producción del cantautor argentino, resulta agradable al oyente sensible al espíritu nacional, e incluso parece ser didáctica.

Pero en una segunda escucha hemos detectado algunos manejos de datos desacertados:

Las Malvinas no fueron nunca habitadas por “yamanes y shelknám”, más aun.., no existe prueba fehaciente del poblamiento humano anterior a los avistamientos europeos.

La transacción entre franceses y españoles, que permite el ejercicio de la soberanía por parte del reino de España, no está dada en 603 mil libras, sino en un importe más preciso de 618 mil 108 libras trece sueldos y once dineros, valores tal vez más difíciles de armonizar en la rima. Pero además no fue una compra, sino una compensación por las instalaciones levantadas en el lugar.

Durante un tiempo tendremos en una isla a los españoles, y en la otra a los británicos.

Es que en la canción hay dos grandes omisiones: Las instalación británica de Puerto Egmont, y los ataques de la Lexington, nave norteamericana, que precipita la partida de Vernet del archipiélago.

Son los norteamericanos los que cañonean el lugar, la presencia de la Clío intimida a Pinedo, capitán de la Sarandí, nave patriota, la que abandona el lugar mansamente.

La cantata, al perder documentación, desdibuja una acción más compleja de los intereses intevinientes en el lugar.

El collage presentado en You Tube resulta por demás arbitrario.

Hay una alusión a Lennon, que nunca opinó sobre lo vivido en 1982, dado que fue asesinado el 8 de diciembre de 1980.

Y ya para el final –mi consultor Don Pulgar- agrega que nuestros generales no usan espada, sino sable, a imitación del que perteneciera al General San Martín.

video

No hay comentarios: