El roll on roll off: Hace diez años.


Aunqeu la información decía venir de Ushuaia en realidad respondía a un anuncio dado en la Provincia de Santa Cruz: la necesidad de integrarnos nos aguas argentinas era vista también como un proyecto ligado a los destinos de la cercana provincia.

Transcribimos:


El Ministro de Economía de Santa Cruz, Luis Villanueva, aseguró que las cabeceras de las terminales para el cruce por aguas argentinas entre esa provincia y Tierra del Fuego, serían construidas entre Cabo Vírgenes y Cabo Espíritu Santo, según proyecta el gobierno de esa provincia.
“Este tema es algo diferente de los proyectos que ya existían y de los que habíamos participado, donde se tomaba el puerto de Punta Loyola con el que en la Isla construía en Caleta La Misión, próximo a Río Grande, pero la idea nueva es poder realizar una vinculación marítima desde el Cabo Vírgenes hasta el sitio más cercano, por aguas jurisdiccionales argentinas”, dijo el funcionario, según publicó ayer el matutino santacruceño La Opinión Austral.
Villanueva aclaró que lo que ahora se pone en marcha es el mecanismo que va a permitir analizar la factibilidad  técnica del proyecto  y en este sentido confirmó que existe el compromiso de la Nación de financiar, a través de un crédito de 20 millones de dólares para ambas provincias, esta etapa del procedimiento.
La semana pasada  el gobernador Jorge Colazo confirmó que “en los próximos días se iniciará el estudio de factibilidad e impacto ambiental en las posibles  zonas donde se instalarían las rampas de llegada y zarpada de los buques que harían la travesía”.
Por ahora el proyecto se fundamenta en la utilización de buques tipo Roll-On Roll-Off, por su facilidad y capacidad de carga, ya que se trata de una de las pocas embarcaciones aptas para el cruce de la boca oriental del estrecho de Magallanes, una de las zonas de mayor varie4dad de vientos y mareas, según los especialistas.
La distancia que media entre Espíritu Santo y Cabo Vírgenes es de 18 millas náuticas, unos 32 kilómetros. De acuerdo con el tipo de embarcación y su carga, como así también las condiciones meteorológicas, será el tiempo que demande la travesía y esto debe ser analizado pormenorizadamente.

Según se estima, el sector que se vería directamente beneficiado por el cruce en barco por aguas argentinas es el transporte terrestre de carga, que ahorraría tiempo y dinero y evitaría finalmente utilizar el paso por territorio chileno.