Hubo tiempos más difíciles de los que nos tocan vivir.

Como lo demuestra este aviso comercial publicado en CARAS Y CARETAS -a toda página- en el número 990, de 22 de setiembre de 1917.