Hablaban las paredes.1


La exteriorización de lo político ocupaba su lugar en las calles, pintadas y carteles querían decir lo suyo, y también decían muchos de los que los colocaban, cuando lograba saberse.


En algunos casos se colocaban el propiedades del Estado, o en bienes comunitarios.


Las tres fuerzas tradicionales reclamaban su lugar.


Y la casa de los representantes del pueblo lucía a tono con las circunstancias.


Hoy por hoy muchos de estos afanes se canalizan de otra forma, lo sabemos desde facebook.

Y algos de estos carteles tienen clima de internas, antes que electora.