RUBÉN BALIÑO, EN POCAS LÍNEAS


UNA

Doris Pomponio se despertó muy temprano, a las 5.55. Venía sedada de tilos desde en el día anterior y acumulaba las tensiones de este mes en que la salud del hijo arrastró a su corazón hasta Viedma.

Al rato llegó la noticia de la muerte de Rubén que se había dado justo a las 6, cuando ella estaba despierta. Terminaba así ese calvario que la mantenía en vilo, para ser reemplazada por el desconsuelo de perder a su hijo mayor quien solo tenía 47 años.

Como en otros veranos había quedado al cuidado de la casa y en ningún momento decidió trasladarse para estar cerca del enfermo. Auguraba por un retorno con vida, estaba esperanzaba por las fuerzas que están por encima de la medicina, y por la medicina misma. Pero no pudo ser.

La última semana se habían registrado evidencias en la Sala de Terapia Intensiva cuando al levantársele en parte el sedante, devolvía con gestos y señales su manifestación conciente hacia lo que se le comunicaba.

Pero ante su esposa, Claudia, evidenciaba esa sintomatología del “hombre encarcelado” que no puede explicarse el porque le pasaba, ni lo que le estaba pasando.

Las hijas –Lucía y Mariana- habían llegado los últimos días para confluir en sus obligaciones escolares y esperar que la situación paterna mejorara. Doris tuvo en ellas un motivo de preocupación que en parte la distrajo de sus crecientes angustias.

Con estas impresiones me recibió a la hora de las condolencias, de la misma forma que se encontraba allí el Chueco Gamín –la señora y un nieto- referentes tal vez de tanta gente común con la que la familia Baliño supo hermanarse en su residencia fueguina. Después estaba el teléfono, y Adriana atendiendo las llamada, después estaban los recuerdos.

DOS

Con Baliño se muere un amigo. No es poco ese dolor. Además fue un alumno, y no son muchos los que han corrido esa suerte desde que hace 35 años inicié una tarea docente. En realidad son más los ex alumnos jubilados que los muertos. Además no se bien que le enseñé a Rubén, Rubén todo lo aprendía con facilidad y en ese sentido la escuela parecía ser un lugar de paso, en busca de mejores metas. Pero la escuela fue el ámbito de contención y demostración de sus inquietudes musicales, del crecimiento de sus afectos, de la solidaridad.

-¡”Baliño, no sea tan niño”- era la muletilla que tenía para acompañar mis sonrisas por sus continuas ocurrencias.

Y por suerte lo siguió siendo, siempre un poco, un poco niño.

TRES

Un día, formal él en sus cosas, viajó al norte para estudiar Ciencias Económicas. Experimento desde su generación, pero sin pasar a combate, un servicio militar durante la guerra de Malvinas. Maduró.

En algún viaje, o en algunas vacaciones, supe de su vocación política, idéntica a la mía; de su amor creciente por lo patagónico, donde figuraba Claudia, esa flaquita de Esquel que encontraba en el departamento de los hijos del director de la radio, estudiante ella de Servicio Social.

Rubén, en tanto se formaba como recaudador. En años en los cuales el país parecía no tener ese empeño. Sus trabajos de vacaciones serán en rentas de la municipalidad y con el tiempo consolidaría una carrera hasta desempeñarse en el Tribunal de Cuentas.

CUATRO

Llegó, finalizados sus estudios y con la familia en ciernes, en un momento que lo entusiasmaba particularmente: el de la provincialización. En este mismo sitio dejamos tu testimonio poético de su alegría.

Pero llegó también para dar vida a una realidad estimulante: la Feria Provincial del Libro, de la que fue nervio motor en casi todas sus ediciones. En algún momento consiguió mandarme al frente en las iniciativas, pero los escritores, después de servirnos de él, al final lo fuimos dejando solo.

Aquellos encuentros memorables en el SUM de Los Yaganes marcaron con rojo en el calendario de los 90, a un acontecimiento más de destacado de la cultura regional.

Mientras tanto el peronismo lo fue comprometiendo en distintos nucleamientos. Llegamos a hablar de política y como siempre ocurre que dos peronistas se ponen a charlar, siempre estábamos de acuerdo. ¡El problema habría sido si se habría metido un tercero en la conversación!.

Así fue como asesoró a Julián Baeza, cuando este inauguró la gestión municipal local en los primeros días provinciales. Para entonces Doris era edil por otro partido –el Movimiento Popular Fueguino-, y su inclusión como asesor así parecer en ciertos casos que existía en el cuerpo un interbloque de gestión Baliño. Rubén privilegiaba estos segundos planos de la vida societaria, ese perfil bajo.

Su labor profesional lo llevó a trabajar en el Consejo que nuclea a sus colegas, su cumpleaños 40 lo pudo festejar en las instalaciones de la institución.

CINCO

Su casa, recinto cordial dominado por las presencias femeninas, conserva las señales de su presencia: la música en un primer plano, las fotos que hacen recuerdos, las luces y las sombras. Tal vez no podría encontrar allí un tribuna para hablar de las tribulaciones de Boca Juniors, en forma frecuente, pero hay allí situaciones de remanso.

Pero Rubén Baliño siempre se mostraba, más allá de su superficial serenidad, como una persona inquieta por su mundo, por el mundo, por una señal de disenso crítico con tantas cosas que se daban a su disgusto, canceladas con una afirmación socarrona :-“Ahora me quedo más tranquilo”.

Y lo que le faltaba era ese tranquilizarse. Eso que privilegiaba en su condición de oyente la sintonía de LRA 24, que en gran medida so salvaba de los dimes y diretes de la parte más mezquina de nuestra comunidad.

Pero a Rubén le faltaba tranquilizarse. Sus problemas eran sus problemas, y los del resto del mundo también.

Y para agregar quijotadas en su vida junto a su estudio contable apareció la librería Oikos, bastión de una puja por lograr la difusión, la lectura y el conocimiento de los escritores del sur.

SEIS

Rubén fue postergando su cuestión de cantor que durante años se limitó a las peñas. Hasta que un día estableció una nueva prioridad y en tarea nada fácil hizo nacer con Juan Ludueña y Miguel Trafipán, su Karukinkanto. Se tomó la molestia de dar vida a mi poema El bastón de Lola, el mayor obsequio cultural que se me haya dado. .

Y con el CD salió a buscar escenario.¿Dónde podía ser? En la Patagonia.

En pocas líneas es el título de esta semblanza, y la línea podría ser una sola: la que va desde el lugar de su nacencia, Ushuaia, hasta el de su fallecimiento, Viedma. El escenario de la Patagonia dibujando como un enorme abrazo que duró toda su vida.

Su agonía se dio allí, donde en algún momento tendría que haber estado la capital de la república, pero que demostró a razón de las dificultades que planteaba el acercamiento de quien quería estar cerca, lo excéntrico de nuestro sur.

SIETE

Cuando en la temporada 2009 nuestra LRA 24 programó su Ciclo de Recitales en Vivo, fue el segundo en prepararse para cantar lo que sentía después del espacio inaugural abordado por Walter Buscemi.

En la preparación de este escrito se fueron sumando varias poses que los muestran unidos a los dos cantores, tal vez esa contingencia merezca que las incluya alguna de ellas a lo largo de este decir.

OCHO

Ahora sabemos que algunas cosas no le habían salido como él quería. Tuvo un proyecto de llegar al Cosquín de los 50, idea que ni siquiera fue contestada; en tanto que para la última Fiesta del Róbalo compuso un tema musical dedicado a los pescadores, pero al momento de subir a cantar –y lo habían colocado primero- una hemorragia nasal demoró su concurrencia…, y después le dijeron que ya era tarde para cantar.

Las cosas que invisiblemente declinaban en él, van creciendo –ostensiblemente- entre que lo amamos y/o lo valoramos.

NUEVE

En las próximas horas sabremos del retorno de lo que ya son sus restos.
Su hermano Gustavo volvió a Viedma en las horas de su muerte y junto a Claudia acompañarán hasta Buenos Aires al féretro, para que más tarde unl avión los devuelta a nuestra isla..
Después…¡Otro será el después!

9 comentarios:

El Flaco Ariza dijo...

Hola Mingo, hola gente linda de la isla, hoy desde esta Bogotá domde trato de seguir aprendiendo a vivir, como hace ya algunos años comenzara mi camino allí en mi Tolhuin amado, los acompaño en este memorial de Al. Sin él, para quienes lo conocimos y también para los que no, a "la tierrita" ( la isla y por que no la patagonia)le faltaria su visión,la interpretación de su percepción, el relato de lo que nos mueve adentro, lo que por ella sentimos. Que fué despues también la nuestra. Sus cosas, esa visión suya no se van, se quedan en nosotros, mientras vivamos tampoco él morirá. Gracias a los caminos que nos llevan y que también nos traen.

El Flaco Ariza

Pali dijo...

Quizás me de cuenta dentro de un tiempo de esta falta. Gracias como siempre Mingo.

Anónimo dijo...

Hay personas que nos hablan y ni las escuchamos...hay quienes nos hieren y no dejan cicatriz...
Pero "HAY PERSONAS QUE SIMPLEMENTE APARECEN EN NUESTRAS VIDAS Y NOS MARCAN PARA SIEMPRE!!!"...
DESDE LO PERSONAL Y IDEOLOGICO ES UNA PERDIDA LAMENTABLE, ESTARÁS SIEMPRE EN MI RECUERDO COMO UNA GRAN PERSONA...
TU EJEMPLO DE VIDA, SE ESPARCIRÁ EN LA TIERRA A TRAVÉS DE TUS BELLAS CRIATURITAS...
BALI, TE VAMOS A EXTRAÑAR, PERO NUNCA TE VAMOS A OLVIDAR AQUELLOS QUE TE QUEREMOS BIEN!!!
CLAU,DORIS,PEQUEÑAS... MIS CONDOLENCIAS.-
VERO GONZALEZ.-

Juan Carlos Arcando dijo...

Profundo pesar por el fallecimiento del Cro. Rubén Baliño


El Concejo Provincial del Partido Justicialista, lamenta y expresa su más profundo pesar por el fallecimiento de quien fuera en vida el querido Compañero Rubén Baliño. Reciban sus familiares y amigos, las mas sinceras condolencias de parte de las autoridades y afiliados del Partido Justicialista.
Los que tuvimos la oportunidad de conocer a Rubén, esta partida nos significa una lamentable perdida, porque era un gran profesional, mejor amigo y gran luchador de la vida, este golpe no solo afecta a su familia sino a todos los que alguna vez nos definimos por el compromiso por la Justicia Social.
Desde muy joven fue un apasionado por la política partidaria, fue un soñador y como tal, la creatividad comenzó a volar y aporta su visión sobre todos los temas de interés provincial y municipal.
Los que lo quisieron, y apreciamos, lo vamos a extrañar… mucho.
Tierra del Fuego, 27 de Febrero de 2010

Juan Carlos Arcando
Secretario de Prensa
Partido Justicialista

NATALIA GRACIANIA dijo...

MINGO ME UNO A VOS EN LA PENA POR LA PARTIDA DE RUBEN, Y A TRAVES TUYO HAGO LLEGAR MIS CONDOLENCIAS A SUS SERES QUERIDOS.
ME CONMOVIO LA MANERA DE COMUNICAR LA NOTICIA, TE ADMIRO POR TU FORMA DE RELATAR LAS NOTICIAS, AUN LAS MAS TRISTES.
UN ABRAZO.

Eduardo Prina dijo...

Ha escrito lo que todos los que conocimos a Rubén, si tuviéramos talento, hubiéramos escrito. Gracias por hacerlo por nosotros.
Eduardo Prina.-

Anónimo dijo...

Mingo: muchas gracias por haber pincelado a Ruben de cuerpo y alma.
Ruben se caracterizó por ser "buena gente" y agradezco haberlo conocido.
Un abrazo

Nora Dragani

lalo primo dijo...

estoy de acuerdo con todo yo desde
la distancia siempre lo recordare aquellas noches de peña ahi por el año 78 en donde los copleros del sur se escuchaban.
EDUARDO TEGLIA
PRIMO

Anónimo dijo...

Acabo de enterarme de esta infausta noticia , fui compañero de trabajo en la DGR y fue uno de los pocos que defendìa a su tropa . Mi mas sentido pesame a su Familia y en donde estes Hasta Siempre Ruben !!!

Daniel