El halloween está entre nosotros

Un poco anticipadamente, esto se dió el domingo 30 por la tarde, el Halloween encontró manifestaciones en nuestro barrio.
Lo hizo en forma diurna y los niños intervinientes se sorprendieron cuando, sin que lo pidieran se los obsequió con una golosina.
Con esa sorpresa regresaron a su casa.
La tarde cálida, y con poco viento, ayudaba a este tipo de incursiones.
Todo el resto del vecindario parecía dormir, o permanecía sedentario en sus viviendas.
Hace unos años esta manifestación comenzaba en el colegio bilingue, y algunas academias de enseñanza del idioma inglés. Ahora queda desbordada en muchas iniciativas.