EVOCACIONES. 25 de junio de 1890. Queda habilitado el servicio de correos en Tierra del Fuego.


La circunstancia se da con la designación de Arturo Coronado al frente de una estafeta postal en la población de Ushuaia.

Un mes más tarde, el 25 de julio de 1890, se habilitaría una segunda estafeta en el norte fueguino –San Sebastián- a cargo del jefe policial Alejandro Lías Pol.

El servicio de correo se imponía de esta forma a partir de estos hechos administrativos sobre otras situaciones informales destinadas a mantener fluidez de comunicaciones entre los nuevos habitantes de estas comarcas, sus afectos lejanos, y la formalidad de los trámites de la administración y el comercio.

La mencionada estafeta funcionó en el ámbito de la primera casa de gobierno, construida durante la gestión del Gobernador Paz, y conocida más tarde con el nombre de El Cabildo, edificio de una sola planta que terminaría destruido por las llamas el 30 de junio de 1920, para ser reemplazado más tarde por el edificio de planta alta ocupado recientemente por la legislatura, y tan pronto restaurado.

Las estafetas aquellas, como la nacida para Ushuaia un día como hoy pero del año 1890, tenían un trabajo relativo... dependían de la llegada y salida de un barco, cosa que nos e daba a veces en meses.


El encargado de la primera estafeta fue a la vez primer Juez de Paz de Ushuaia, designado a propuesta del segundo gobernador territorial Mario Cornero.