EVOCACIONES*24 de Junio de 1858. Jemmy Button y su familia en Keppel.


El joven yagán era una de los sobrevivientes de la experiencia de la Beagle que los había llevado a Inglaterra con la finalidad de reeducarlo y luego reincorporarlo a la vida fueguina.

El reverendo Despard, abordo de la Allen Gardiner, fue a encontrarlo en el Puerto Cinco de Mayo en Navarino, y allí lo convenció de conocer la Misión que en Kepell pretendía ayudar en la tarea de educación y evangelización de los nativos fueguinos.


La situación era auspiciosa.

Lavado, vestimenta, oración y trabajo era el primer mandato al que debía acomodarse la familia, y la tarea –por supuesto- no sería fácil.

Jemmy viajó con su esposa Lashawyakeepa (Keepa singnificaba mujer), su hijo de 14 años denominado Threeboys, su hija de ocho años y otro varón 12 meses.

De su mujer dirá Despard en su correspondencia que asemejaba una mujer gitana, en tanto que el nombre de Threeboys  se debía a que en el perdido conocimiento del idioma inglés, al serle preguntado el nombre de su muchacho el entendió que se le interrogaba sobre la cantidad de hijos que tenía, por lo que dijo Threeboys, dado que tenía tres hijos, y con ese nombre pasó a recordárselo al mayor de los muchachos de Jemmy Button (Botón).