EVOCACIONES******Mayo 19, de 1949. “Instrucciones Útiles, para los festejos del 25 de mayo en Río Grande.



. La Comisión de Fomento se encargara de adornar la Plaza y demás lugares con banderas, gallardetes, escudos, etc. La instalación de palcos. Cerciorarse con anticipación que la driza colocada en el mástil funcione correctamente y no vaya a haber inconvenientes al izarse el Pabellón, conviene encargar este trabajo al Oficial de Policía, encargado de la Guardia de Honor. El Presidente de la Comisión de Fomento y el Presidente de la Comisión de Festejos, deberán concurrir con la anticipación necesaria al edificio de la Gobernación, para acompañar al Delegado de la Zona Norte, hasta la Plaza; calculándose llegar a la hora señalada para la iniciación de los actos. Al entrar el señor Delegado y comitiva se tocara atención. El personal de la Guardia de Honor presentara  armas y el personal formado hará el saludo de práctica. Una vez que el señor Delgado, Comisión de Festejos, Comisión de Fomento, Autoridades e Invitados especiales, tomen ubicación en el Palco, el Oficial a cargo de la Guardia de Honor se dirigirá al Señor Delegado, solicitando iniciar el acto, a lo que seguidamente se ordenara: Toque de atención con trompa. Izamiento del Pabellón (Presentan armas la Guardia de Honor y demás personal sin armas, saludan) Llegado al tope el Pabellón, se dará un fuerte aplauso. Acabados los aplausos, el trompa nuevamente tocara atención y se tocará por intermedio de una grabación, el Himno Nacional Argentino, que será coreado por los asistentes. Conviene instalar parlantes en la plaza para la ejecución del Himno Nacional. Terminada la ejecución del Himno, se dará un fuerte aplauso y a continuación la persona designada por la Comisión de Festejos, leerá su discurso ante el micrófono instalado en el palco; terminado el mismo, dirá también algunas palabras alusivas el señor Delegado de la Zona Norte. Terminado el discurso, el oficial de la Guardia de Honor, se dirigirá al Señor Delegado, comunicando que ha terminado el acto en la Plaza. Se ha ensayado con éxito la colocación de parlantes y aparato combinado que posee la Subprefectura, para que antes de la llegada del Señor Delegado, Autoridades, etc., se pasen marchas alusivas, que mantengan vivo el entusiasmo de la concurrencia. Seguidamente las personas ubicadas en el Palco Oficial, se dirigirán a pie hasta la Iglesia Parroquial, donde se efectuará el Tedéum. Conviene que todas las personas se unan en esta marcha y formen una o dos columnas compactas hasta llegar a la Iglesia. Cuando se oficie la Misa, convenir de antemano a buscar uniformidad para seguir la ceremonia; que uno de los Padres, en voz baja haga las siguientes indicaciones: “sentarse”, “pararse”, “arrodillarse”, etc. A la puesta del Sol, se procederá al arriado del Pabellón, formando la Guardia de Honor. El Oficial, solicitará permiso para arriar el Pabellón y luego el trompa tocara atención. Se ordenara arriar el Pabellón, rindiéndose los honores de práctica. Una vez que se ordene “descanso”, se darán tres vivas en la persona designada para tal efecto dirá “Viva la Patria”, contestando los presentes “Viva”. Si se efectúan Bailes Populares, antes de dar comienzo al mismo o en el momento que se crea oportuno, ejecutar el Himno Nacional Argentino, para ser coreado por los asistentes. Invitar por intermedio de los programas, a que los vecinos y pueblo en general, embanderen sus edificios. En la práctica se ha observado que es conveniente que la Comisión de Festejos se forme por lo menos con un mes y medio de anticipación, para que puedan efectuar un buen programa de actos y subsanar cualquier dificultad. Solicitar al Regimiento del Ejercito en Río Gallegos por intermedio de la Subprefectura de Río Gallegos, el envío de 21 bombas de estruendo, que pueden ser conducidas por el avión naval”.

La Verdad, el semanario del pueblo  que dirigía Higinio Fernández dedica toda su primera pagina en la edición del 19 de mayo, a la fiesta que se acerca. Un editorial “25 de MAYO”, que luego de la evocación de lo histórico arenga... “­¡Qué nadie falte! Y así habremos contribuido a honrar a estos próceres que nos dieron una Patria libre y soberana!” Se citaba –por el mismo medio- a todos los reservistas de la localidad a presentarse a las 10 del 25 frente al local de la Comisión de Fomento con el objeto de formar la columna que participa de los actos programados con motivo de la fecha patria. Se informá la vez que Federico Ibarra sería el representante de la Comisión de Fomento, y que el Club San Martín adhería a los festejos con un baile popular para el día 24 a la hora 22, “celebrando con ello la magna fecha de nuestra emancipación.” También en la imprenta de El Austral se mandan a imprimir volantes en numero de 500, y otras 500 Invitaciones al Pueblo, por la que se le abonara a la firma $ 53 pesos. La Invitación al Pueblo de Río Grande se daba en los siguientes términos:

“La Comisión de Festejos Patrios del Pueblo de Río Grande, os invita a los actos programados en celebración de la fiesta magna que recuerda un galardón de oro de la Historia Argentina. Al adherirse  a estos actos es un deber moral de todo Argentino y Extranjero que habita en este suelo”;
“ARGENTINO: es vuestro deber de patriota concurrir a todos los actos programados para honrar y hacer honrar a la Patria”.

“EXTRANJERO: el concurrir al acto señalado es el tributo que pagáis a la hospitalidad de esta TIERRA donde bajo el manto tutelar de la enseña azul y blanca, encontrasteis la felicidad anhelada”.