¡Completamos la colección!

Y al final fue muy fácil. Mi cuñada –Alicia Cajal- tuvo la gentileza de enviar por encomienda las cinco monedas que desde junio circulan con motivo del Bicentenario de la Revolución de Mayo.

Marcial y yo habíamos comenzado a juntarlas, pero es escaso el circulando metálico en Río Grande, ahora tenemos el conjunto evocativo que pese centrarse en un hecho histórico, refleja circunstancias geográficas. Imágenes de la Mesopotamia, la Costa Atlántica, la Cordillera, la Puna y la Patagonia: con el Palmar de Colón, Mar del Plata con los lobos en primer plano, el Aconcagua, el Pucará de Tilcara y el Glaciar Perito Moreno.

No hay figuras humanas en el conjunto que por la otra cara muestra al sol en situación naciente.

Alicia manifestó que tendría que haber estado el Obelisco, y yo le dije que con los conflictos entre el Gobierno Nacional y el de la Ciudad Autónoma, que no se extrañe de la exclusión porque en el último de los casos tal vez tendrían que haberle pedido permiso a Macri.

Dejamos constancia que el Pucará es una reconstrucción realizada por José Imbelloni, no una muestra original de un monumento aborigen.

Somos un estado federal pero no se planteó una imagen por provincia. Y si hubiéramos podido elegir una de nuestra Tierra del Fuego, ¿nos habríamos puesto de acuerdo?