La ruta de la huelga de 1921

Carlos Torres Carbonell, amigo nuestro amigo de este blog, participó el Día de la memoria, la verdad y la justicia de un conjunto de actos en la provincia de Santa Cruz, destinados a recordar a quienes perdieron la vida hace noventa años en enfrentamiento con los poderes públicos, por la defensa de sus intereses como trabajadores.

Ruta que plantea un recorrido de 400 kilómetos, iniciándose en la Estancia Bella Vista, donde desde ahora unas placan recuerda aquellos históricos momentos.


En el centro de las conmemoraciones se encontraba el historiador Osvaldo Bayer, quien paseo su barba, su sabiduría y su coraje por los escenarios que comenzó a conocer hace cuarenta años y que dieran vida a una profunda investigación sobre una represión silenciada.
De espaldas el orfebre Juan Carlos Pallarols que está trabajando el bastón del futuro presidente, y que hizo partícipe de esa experiencia de cincelado a todos los concurrentes que quisieran hacerlo, susbribiendo un acta testimonial.

Con luces del un amanecer se realizaron las ofrendas, a las que se sumaron a Bayer, Juan Vázquez, el intendente de la localidad y el vicegobernador santacruceño;: Hernán Martínez Crespo.



Estas circunstancias se vieron acompañadas por un desfile cívico-militar, puesto que la fecha es también recordatoria del Día Aniversario de la localidad ombligo de Santa Cruz.

Y como siendo una sana costumbre de este sur, se nos muestra un asado multitudinario para los concurrentes.
El ecuentro recobró solemnidad en aquel primer día, cuando Bayer realizó una exposición histórica sobre aquellos conflictos.
El segundo día fue el de la gran travesía por esta ruta de recuperación del espacio histórico santacruceño, en ella Bayer departió con los participantes de la experiencia, en la foto con la diputada Urricelgui, diputada provincial próxima a ocupar la cartera de Bienesta Social, y nuestro amigo Carlos Torres Carbonell.
Un alto en Estancia San José nos sitúa ante otra placa que recuerda suscintmente, y tomando referencia a los escritos de La Patagonia Rebelde, sobre la represión dada en el lugar.

La Estancia San José es una particular construcción de ladrillos, en medio de la soledad.

En tanto que Estancia La Mata, ocupada en el momento de la visita, brinda un encuentro entre sus actuales ocupantes y los que siguen el rumbo de la historia.


El Bajo de Casterán nos sitúa en la historia de Francisco Argüelles, un huelguista fusilado cuya tumba fue identificada porque se sabía que su cruz fue hecha con el mango de una guitarra.

En esta otra vista se aprecia un alto explicativo en que Pablo Lagallé, historiador de Gregores, comparte con Bayer las tareas explicativas.

La ruta inaugurada completa viejos anhelos reivindicatorios y el cumplimiento de una ley provincial que dictó su trazado, partiendo del hasta entonces más conocido Cañadon de los Muertos, hacia otros itinerarios donde la historia bulle en el paisaje agreste de este sur.

La experiencia de Carlos y su esposa nos contagia del deseo que desandar esos caminos.

3 comentarios:

SUREANDO dijo...

a mí también Mingo, qué triste historia y que emoción ver allí a Bayer continuando con su rescate, 90 años ya...Mi papá español como muchos de los huelguistas sabía de esta historia por relatos que se hacían en los campos aunque él llegó el 30 recién.

Mingo Gutiérrez dijo...

Yo conocí a Narciso Barría, de quien se decía usaba este nombre que no era el verdadero. Lo debió cambiar escapando de la represión. Si no fue cierto, que tema para un cuento!

Anónimo dijo...

Estimado: Gran sorpresa su publicación y el placer que puede notarse del gusto que le ha producido recorrerla junto a nosotros. Le cuento para su información ya que de ahora en mas seguramente se transformará en un vocero de nuestro circuito, que la "Ruta de la huelga de 1921", ya ha sido aprobada como producto santacruceño que se ofrecerá a los viajeros del mundo a partir de esta temporada.
Sin lugar a dudas este espacio que iniciamos desde Derechos Humanos reivindicando las garantías individuales y devolviéndoles la identidad a las víctimas del suceso, demarcando los sitios de fusilamiento, con esta pata turística recientemente incorporada y que permitirá recorrerlo, no pretende conmemorar la muerte, sino el potente grito de rebelión de los obreros del campo del 21 que logró traspasar el tiempo y llegar hasta nuestros días.
Pablo Lagallé
Historiador y conservacionista santacruceño.
Diseñador de la Ruta de la Huelga
Perito demarcador de sitios de fusilamiento.
Operador Turistico de la Estancia los granaderos.
www.ealosgranaderos.com.ar
www.pablolagalle.mex.tl/