A 30 AÑOS...

de la muerte de mi padre – Óscar Gutiérrez Carrillo- recupero esta imagen que nos muestra en Estancia Laura: cuando yo era muy pequeño para sus manos y él ocupaba casi todo mi corazón..
En esta otra –que data de 1957- aparece formando parte de un trámite para obtener un pasaporte: eran días en los cuales el me acercaba al mundo de su imaginación.
Y en esta tercera aparece –dominado por las canas- en una Cédula de Identidad que tuvo su antecedente en librito, con los datos lombrosianos que después se perdieron.

2 comentarios:

SUREANDO dijo...

"...y él ocupaba casi todo mi corazón."
Ví esta foto en la mañana en el Sureño y esa frase me llegó al alma.
Un abrazo grande para acompañar ese sentimiento.
Beatriz del blog Sureando

Pali dijo...

Un nacimiento y una muerte. Así se suceden tus cosas, querido Mingo. Falta todavía contar otro nacimiento y otra muerte. Es que el dolor y la alegría van juntas y por eso van a ocupar casi todo tu corazón para poder llenar el resto con las otras emociones y todavía dejar vacío una parte para poder darnos a los que te leemos un poco de esta intimidad extraña que nos da la Isla. Gracias, querido Mingo, otra vez muchas gracias.