La corbeta Uruguay y su experiencia antártica.



Ahora que las circunstancias internacionales han despertado el interés de multitudes por la fragata Libertad, tal vez los porteños, o los visitantes a la gran ciudad, se vuelquen a visitar la corbeta histórica que se encuentra en la zona de Puerto Madero.
Fabricada en  Gran Bretaña integró la denominada escuadra de Sarmiento, y pese a su condición fluvial recorrió aguas antárticas para rescatar al mando de Julián Irizar a los náufragos de la expedición sueca de Oto Nordenskjiold, eso en los albores del siglo pasado.
Constituida desde 1967 en Museo Flotante perpetúa su existencia en su tercer siglo, dado que fue construida en 1873, junto a la cañonera Paraná, que con el tiempo integraría la División Expedicionaria del Atlántico sur, instalando faros en San Juan de Salvamento y Ushuaia.
“ Se trata de un buque-corbeta, con aparejo de Barca con gavias dobles, con tres palos, dos de los cuales tienen vergas cruzadas. El casco es de acero forrado en madera de teca.
Fue designado Buque Escuela en 1877, función que ahora tiene la Fragata Uruguay, embarcando a los cadetes de la Escuela Naval Militar, entre febrero y mayo del año siguiente, realizando entonces tareas hidrográficas en la costa bonaerense.
Formó parte de la expedición del Comodoro Py al sur del Río Santa Cruz, junto con el monitor Los Andes –primer nave argentina de casco blindado- y la bombardera Constitución, su presencia vino a mitigar la presencia chilena en la región.
Por 1882 condujo a comisiones científicas extranjeras que vinieron a observar el paso del disco de Venus por delante del Sol.
En 1903 cuando era su Capitán Julián Irizar  tuvo la  misión de rescatar a la expedición científica sueca, que era conducida por Nordenskjiold cuya embarcación, la "Antartic", había quedado destruida por los hielos
La Nación de Mitre decía entonces:
Navega en estos momentos con rumbo al sur la cañonera Uruguay, que envía el gobierno argentino en auxilio del Antartic. El grupo de marinos que tripula la antigua corbeta debe ir muy satisfecho de la entusiasta despedida que le hizo el numeroso público que fue a ver la despedida de la nave. Toda la mañana, y hasta momentos antes de zarpar, circuló por la cubierta del buque un gran número de familias. Después de mediodía, cuando el espacio de que se dispone era estrecho, se prohibió el acceso a bordo. El público que a las 12 no pudo entrar en la cañonera tomó posiciones en los malecones del dique en que se halla la Uruguay y en los de Dársena Norte. Momentos antes de la hora señalada para la partida una masa de público ocupaba el coronamiento de una gran parte de los malecones del Arsenal de Marina.
Después de cambiar algunas palabras con el comandante Irizar, el General Roca, con visible emoción se dirigió al personal del buque.... A las dos menos cinco (de la tarde) la cañonera comenzó a abandonar el dique lentamente, tirada de la proa por el remolcador Vigilante. Así que el público vio que la Uruguay se ponía en franquía, en toda la línea de los malecones se repitieron vivas a nuestra marina y jefes más distinguidos.1
En la Antártida junto a los suecos viajaba un argentino, el joven alférez Sobral, que sería el primer con nacional en acreditar una experiencia en esas latitudes.
 En 1926 la Corbeta Uruguay, ya raleada, se convirtió en polvorín, pero años después fue reconstruida en los astilleros de Río Santiago, con la apariencia que hoy presenta.
Horarios de visitaLunes a Domingo de 10 a 19 Hs. 
Director: CN (RS) Carlos Alberto Zavalla

Contacto
Teléfono: 4314-1090
Dirección: Dique 4, Alicia Moreau de Justo 500 PUERTO MADERO

Entrada libre y gratuita. Allí cerca también figura con el mismo propósito la Fragata Sarmiento, predecesora de la Libertad, aquella que se le canto como "vieja y gloriosa". Gloriosa como la JP pero por distintos motivos.