Conversaciones con RAMÓN GARCÍA.5. “Siempre hubo, bosques siempre hubo, pero no era tan control como ahora”.

En tantas cosas trabajó Ramón. Trabajos visibles, trabajos invisibles. Los últimos años enseñoreado en la chacra que en iniciativa compartida con su yerno – Miguel Zapata- levantaron en un campito que otrora fuera de estancia San Luís. Allí estaba la casa de fin de semana, pero también el compromiso de criar los chanchos.



En otro tiempo lo suyo fue el trasporte, siguiendo por una ruta complementaria la atención de la demanda de varias estancias, y de las grandes..

-Así que el trabajo de años fue con las estancias, con las estancias que están en la línea de María Behety.
-La…esa ruta era de nosotros prácticamente. El trabajo más grande que habia acá pa’ todos los camioneros era la leña. No había gas en ese tiempo.

-Claro. ¿De dónde la traía? ¿De “La catalana”?
-Dw “La catalana”, más de la José Menéndez. En ese tiempo el finado Jesús, que decían que era muy malo.

-¿Jesús cuanto?
-Menéndez…a nosotros nos daba un permiso, a mis suegros les daba un permiso pa’ cortar leña ahí. Y le ponía por ejemplo 10 viajes, pa’ cortar 10 viajes. Como nadie controlaba, duraba todo el año…Pero era solo, el hombre era sabedor que no solamente era pa’ consumo, era pa’ vender, pa’ ganarnos unos mangos también. No, no, si sabia. Y no era solamente a mi suegro que le daba el permiso, al “Verde Ojeda” por ejemplo, a don Santiago Ojeda también sacaba leña de ahí todo el tiempo. Don Barría con Mansilla ¿Cómo se llamaba el de Apolo? El viejo Barría.

-¿”Ligerito”?
-El abuelo.

-Si, el abuelo, el abuelo, que le decían “Ligerito”, “Ligerito” Barría…
-Y don, con don Mansilla, que vive acá en la Perito Moreno, arriba. El papá de don ¿Cómo es?...Era socio con don Barría, sacaban leña de ahí también.

-¿Y era leña caída la que sacaban o tenían que ir a…?
-Caída porque la, porque la hacíamos caer nosotros. La Carmen con un hacha, yo con un hacha, el finado mi suegro un hacha. Y cuando don Jesús llegaba a caballo allá por el monte decía: -“ah, esta vez si que me mando  unas cuantas gallegas pa’ Ushuaia detenidas”-

-¿En aquella época no estaba bosques ni IFONA –Institujto Forestal Nacional- controlando eso, ¿No? Además era más libre y  habia  más necesidad.
-Siempre hubo, bosques siempre hubo, pero no era tan control como ahora.

-¿Y después cuando comenzó el gas se le acabó el negocio?
-Y, prácticamente si. No solamente a nosotros, nos daban permiso, pero había otros que iban a, sin permiso, a cortar leña.

-¿Asi que no habia tanta vigilancia?
-No.

-Usted que ha acarreado fardos, fardos, cantidad de fardos, por ejemplo una estancia grande, así como la María Behety. ¿Qué producción de fardos tuvo asi, en el momento mejor en todo este tiempo?
-Mira, yo no te puedo decir cuando estaba la estancia todo en conjunto no te puedo decir. Después si, porque se dividió en el año ’54, San Julio y lo que era El Salvador pertenece a San Julio, Flamenco, después una vez que se dividieron ya…te puedo decir después de eso.


-Después que se dividieron, la estancia sola, por ejemplo.
-La estancia sola, 800, 850 fardos.

-¿Y cuántos viajes son 850 fardos?
-Una punta de días. Incluso tengo una de cuando nuestro Apoliner de contador. Estaba la lana toda ahí, en   la estancia, de repente la vendieron y Apoliner se buscó 5 camiones para la lana de repente…y salió el finado don “Chano” Menéndez y dijo:-“¿Qué hacen esos camiones ahí? ¿Quién les dio el flete? El flete de la lana es exclusivamente de Ramón. Ya que él hace lo malo aquí, que haga lo bueno también”- Se tuvieron que ir, y bajar toda la lana yo.

-¿Y cuál era lo malo que tenia que hacer?
-Era el resto. Porque eso era cuando, eso era para ganar unos pesos. Porque después otros trabajitos se ganaba poco.

-¿Esa era la época cuando todavía se cobraba cuando vendía la lana nada más, no?
-Siempre pagaron. Siempre pagaban. Únicamente que no andaban como ahora, ahora andan más al día. Yo, por ejemplo tengo aguantado mucho tiempo sin cobrar. Incluso a veces se lo pagaba los tubos de gas yo, no a María Behety sino a “Flamenco”, cuando estaba Donny (Mc Leod) ¿Recuerdas?

-Era la costumbre…
-No era la costumbre, sino que no tenia plata, ché. En ese tiempo era como la deuda externa de ahora, pedían plata prestada sobre el Banco de Londres, me parece, pa’ hacer pasturas.

-¿Y cómo le iba? 
-Y después había que pagarlos. Y los intereses le comían. Entonces estaba casi hipotecado todo.