Hacia una nueva gramática de los sélknam

 Luís Miguel Rojas Berscia es una lingüista peruano que desarrolla sus maestrías en Holanda. Tuvimos la suerte de conocerlo en su reciente visita a Río Grande donde junto al joven chileno Keyuk Yantén –descendiete sélknam, hablante de la lengua- confraternizó con los descendientes de los antiguos fueguinos, y avanzó en el conocimiento de su idioma.
Es quien aparece en la foto con doña Herminia Vera Ilioyen.


Luís desarrolla una nueva gramática que integre aquellos trabajos preexistentes: Tonelli, Beauvoir, Elena Najlis, y traer el fruto de su investigación para que la misma comunidad la conozca.
Su contribución  resultaría importantísima para que se vuelva a hablar la antigua palabra, la selcha.
Mientras tanto hace pública sus observaciones sobre su objeto de estudio.

Interesante lección del Selk'nam. En estos días me he roto la cabeza por saber cómo funcionan las frases nominales en la lengua y cuál era la posición de los adjetivos. Al ver frases posesivas, encontraba cosas como la siguiente:
Ya-k temi 'mi tierra'
ča'či-k haș 'pluma de pájaro'
El modificador va primero, pero, en los casos de los 'adjetivos', estos iban antes o después:
Kerren o'ličenn 'buen día'
O'ličenn kerren 'buen día'
Yowen t'onn 'guanaco grande'
T'onn yown 'guanaco grande'
¿Quizás porque el castellano había influido tanto en la lengua que los adjetivos ya podían ir después? NO. Simplemente no hay adjetivos en esta lengua! Todos son verbos y la sintaxis nos lo demuestra. El Selk'nam es una lengua que oscila entre dos órdenes de constituyentes OVS/SOV. Si paso eso a los adjetivos, este siempre podrá ir antes o después del nombre, puesto que no es un adjetivo sino un verbo. Otra cosa interesante es la terminación adjetival -n en casi el 90% de los casos, lo que indica su pertenencia a la clase de verbos. Solo en algunos casos contados los adjetivos no tienen terminación (caso pendiente para estudios histórico-comparativos)

Bueno, no sé por qué publico esto, pero me encantó darme cuenta de ello ¡ja ja! Conclusión, adoro hacer gramática. Estas cosas son las que me asombran