APUNTES SOBRE LA CONSTRUCCIÓN DE CAMINOS EN EL NORTE FUEGUINO (1934-1936) – Tercera entrega.


He aquí la joven mirada del Ingeniero Juan Mario Prosa, su participación se da en estos días fundacionales de Vialidad Nacional, en Río Grande y su entorno.
Un tiempo con sus dificultades, un asomo de soluciones, una sucesión de acontecimientos cuesta arriba; más allá de la horizontalidad de la comarca caminera.


El señor invierno

Encontramos con fecha 14 de abril de 1935 entre los papeles de Prosa una traducción del Artículo ocho del Reglamento Alemán para la Construcción de Hormigón Armado 1925, del cual rescatamos con interés las siguientes apreciaciones: “Habiendo heladas fuertes de -3 grados no se hormigonea sino excepcionalmente. En el caso se asegurara el fragüe en forma conveniente recalentando el agua y los agregados como también cerrando y templando el lugar de trabajo. Pero no se debe sustraer al hormigón por calor excesivo el agua necesaria para el fragüe y endurecimiento”.

El 17 de abril Schmidt desglosa su plan de trabajo y advierte sobre las dificultades del transporte que hacían imposible realizar las fundaciones del lado norte del Río Chico antes del invierno: " conseguimos en toda la región un solo camión, que nos puede acarrear los materiales con poca regularidad. Además quedaba esta zona sin nafta por espacio de tres semanas, tiempo durante el cual tuvimos que paralizar los transportes por completo. También se había podido empezar los transportes recién después de buscar y formar un camino sobre unos seis kilómetros".

El informe da también sus apreciaciones sobre los trabajos en madera:

Para el Río Grande: "Los tramos de madera en rollizos se construirán recién en primavera, porque la madera se cortará mejor en invierno, estación propicia para estos trabajos, ya que las maderas cortadas fuera de esta estación son de menor duración. "

Para el Río Chico: "La madera que se ha podido conseguir en la zona para formar los encofrados no reúnen las condiciones para un trabajo prolijo como estamos acostumbrados a hacer, así que la tuvimos que hacer venir de Buenos Aires con la consiguiente perdida de tiempo".

Mientras tanto el Ingeniero Prosa se desempeña también en la inspección de obra del puente Sobre el Río Chico, y el 20 de abril de 1935, es informado acerca del material metálico a emplearse, acero dulce en barras, que el mismo del cual se tomaran muestras había pasado por estudios en los laboratorios de la División Carreteras donde quedaba demostrado que por su calidad no reunía las condiciones exigidas en el pliego; la empresa atendiendo a los cálculos podría utilizar los materiales pero en mayor cantidad a la especificada en el pliego, o bien alterando la composición en la estructura de hormigón, es decir que la firma Schmidt debía aumentar "a su exclusivo costo el ancho de las vigas para poder colocar las barras suplementarias"

El 22 de abril se le reclama al ingeniero en Río Grande la falta de remisión de partes semanales y certificados sobre la obra del Río Chico, cuando ya han pasado casi dos meses de su inicio.

El 24 de abril Prosa comunica que se han colocado en el puente "acero en barras en el rompehielos Sur" a pesar de no haber sido aceptado previamente; mas tarde se le requerirá información sobre la cantidad de hierro colocado y si ya ha sido colado el hormigón en dicha estructura.

Para abril del 35 un nuevo rubro de inversiones deberá ser atendido, el despacho de fotografías mensuales sobre la marcha de las obras; irían a parar a un álbum que estaría a disposición del Presidente de Vialidad y que se actualizaría mensualmente. "Interesa una sola fotografía cuando se trate de un puente y dos o a lo sumo tres, cuando se refieran a un camino. Únicamente obras importantes".

Camino y piedra

Terminaba el mes de abril y la firma Schmidt acercaba a Vialidad una preocupación, faltaba piedra arenisca para "el enrocado y mampostería en seco", este material extraído del Cerro del Aguila fue destinado a la construcción de los estribos de alcantarillas y al haberse acabado se solicitaba instrucción para utilizar el "conglomerado arcilloso que encontramos en el mismo Cerro", o bien modificar el proyecto de construcción de defensas a la vez que se llamaba la atención "sobre la defensa de los taludes del terraplén que consideramos expuesto -dice el representante de la firma- a la destrucción por el oleaje y la corriente de las aguas en tiempo de mareas y deshielos." Indudablemente el puente construido por la Sociedad Frigorífica adolecía de funcionalidad, y en esta hora, con casi 10 años de su puesta en servicio mediante el peaje la empresa contratista creía "que tanto el revestimiento con gramíneas como la plantación de sauces previstos en el proyecto, aún en el caso hipotético que prendan no representan una protección eficiente contra la acción del agua, imponiéndose la necesidad de una defensa mas apropiada.”

Un informe del sobrestante Gregorio Garuti da cuenta que " la tierra usada se extrae de el lugar indicado en el proyecto siendo esta de buena calidad, habiendo aparecido debajo de la capa de tierra superficial un lecho de arcilla que –a juicio del ingeniero Prosa- era de muy mala calidad y se prohibió su uso en los terraplenes. Lo mismo puede decirse de la piedra empleada en la construcción de los estribos de las alcantarillas".

El 28 de abril la constructora del Puente Sobre el Río Chico admitía que se habían "agotado todos los medios para acarrear las piedras necesarias para el hormigón ciclópeo previsto para las fundaciones de los pilares y estribos de la obra del rubro y hemos conseguido de lo alto del Cabo Domingo y de otras partes a 5 Km. de la obra escasamente la cantidad suficiente para hormigonera los cimientos cuya excavación estaba terminada "

Pero para completar los restantes "sería necesario transportar las piedras desde el pié al lado Este del cabo Domingo a más de 8 Km. de distancia, desde la playa del mar separada por médanos intransitables de la tierra firme por el camino que pasa el Cabo Domingo con sus subidas y bajadas de grandes pendientes sin hablar del paso por el Río de la parte que correspondería a los cimientos del lado Norte"

.¿Cuál fue la razón de la construcción del puente en este sitio, falto de materiales apropiados y con influencia de mareas? En la memoria descriptiva encontramos también algunas respuestas: "Estudiando con detenimiento el curso del río aguas arriba se llego a determinar con razonable aproximación el punto limite de influencia de mareas. Entonces desde este punto aguas arriba se estudio la posibilidad de un emplazamiento de puente, llegándose a la conclusión de que no era factible, porque sus accesos resultarían costosísimos y se separaría además mucho del trazado que lógicamente debía adoptarse para que sirviera a los intereses colectivos de la zona”.

"No hay en todo el curso superior del río ningún tramo cuyos accesos estén a cubierto de inundaciones, solo a 15 Km. de la frontera con Chile, en las últimas estribaciones de las sierras de Carmen Silva (Chile) se encuentran tramos del río cuyas márgenes están a cubierto de inundaciones, pero en ese punto no tendría objeto ubicar un puente por no contemplar las necesidades de la zona. No ha habido pues otra solución que ubicar el puente dentro de la zona de influencia de las mareas y dentro de esta zona buscar la más favorable”.

El 10 de mayo desde el Departamento Construcciones en Buenos Aires, el Ingeniero Agenor Villagra reclama la falta de partes semanales sobre las obras atendidas en Río Grande, y solicita al Ingeniero Carlos J. Bachman "llamar seriamente la atención del mencionado técnico y pedir remita a la brevedad los partes semanales y certificados de las obras a su cargo".

El 22 de mayo Mario Bolzani, sobrestante en Río Chico, reclama por escrito formularios para partes semanales que ya había solicitado verbalmente con anterioridad.

Para esos días la empresa hacia algunas reflexiones sobre su obra al dirigir la siguiente carta a Prosa: "En vista de que la Dirección de la cual depende no ha contratado aun la construcción del camino de Río Grande hacia Porvenir, el Puente Sobre el Río Chico quedará una vez terminado aislado de todos los caminos, a no ser que se utilice la huella formada y arreglada por esta Empresa, que une el camino existente con el lado sur del puente. Es por este motivo que estamos de opinión que la huella mencionada forma parte integrante de la construcción del puente", de aquí que solicitan la opinión del inspector para que la misma sea considerada ampliación de la obra y se atienda a la construcción del camino en la parte norte ante la superioridad.


1 comentario:

marush bonita dijo...

Hola!!! Quiero agradecer a la persona que publico la nota y la foto de mi abuelo Prosa. Mi nombre es Hilda Isabel Albanese y el es mi abuelo materno. Me emociono mucho y quiero decirle que lo ame y que el tenía los ojos mas bellos del mundo. Mucho le agradeceré si por favor podrían enviarme documentación y fotos de el. Mi dirección de correo es isabelledesma1997@hotmail.Com . gracias