Yo soy hijo de la mar...


Se llamaba Margarita. La llamaron así después de algunas búsquedas en la identidad partida por los océanos. En el mundo de sus padres hubiera sido Máritza, tal vez, y no hubiera sido una flor de desgarrado destino. Aquí se imponían ciertas leyes y fue como su nombre. Pero ella era además, de puertas adentro de su casa...¡la Mare!. Mare, ¡mar!. Y fue mi primer horizonte. Asi le llamaban al mar, de un lado y otro de la costa al Adriático, pero ella nació magallánica entre aguas atlánticas y pacíficas. Ella era mi rumor, la ola sobre la roca, su vibrar despertando mi sueño. ¡Mare, Mar, Mamá!

Alberto Muñoz y Liliana Vitale me prestan una canción para revivirla al influjo de una luna nostalgiosa.

4 comentarios:

Pali dijo...

¡¡¡Gracias Mingo!!! Aunque a tu mamá la conocí en el instante que da la percepción solamente y ella... su mirada... eso es lo que recuerdo. Imborrable.
Y, en otro tiempo con esta canción cantada al hijo, tantas veces... Gracias en esa voz de Liliana, que ya sabemos era para ser cantada por un varón, pero ella la hizo así, tan bien. Geniales los trabajos de pintura.

Anita dijo...

Que Hermoso Pa!!
Bella mi Abuela, y tan amada por todos nosotros!
Estos dias se prestan a melancolia, pero se vuleve en Alegria , con tantos recuerdos ...

Un beso enorme... para Mi ABU y para vos!

SUREANDO dijo...

Bello homenaje, me emociono.

Anónimo dijo...

Como no recordar a la Tia Mare, los felices momentos pasados junto a ella y al Tio Oscar. Sus historias.
Piki