EVOCACIONES* Agosto 24 de 1770. La corona española se muestra vacilante en torno a su soberanía en Malvinas.

El 10 de junio habían sido desalojadas por las fuerzas llegadas del Río de la Plata los ocupantes de puerto Egmont, y ahora temerosos de represalias inglesas, generaban antecedentes excusatorios.

Así fue como en esta fecha de aquel mismo año se dicta la Real Orden dándose por enterado el gobierno español de la salida de la expedición de Madariaga y diciendo que si, al recibo de esta, no ha practicado aún el desalojo de los ingleses, suspenda la operación, 



ordenándole a Bucarelli –gobernador en Buenos Aires- , insista en las protestas “sin proceder a más”.

La orden -eso sí- refiere a las Malvinas y no a las costas patagónicas sobre las cual pesaba también la sospecha de una posesión inglesa.