EVOCACIONES* El 23 de Agosto de 1889 Thomas Greenshiels, recibe el poder para interesar a Malvineros en la adquisición de acciones para las tierras magallánicas.

Se conocía el éxito de la aclimatación ganadera en ese archipiélago. La ventura económica de la producción de lana requerida por las hilanderías inglesas.

Y el tema de estimular a los sectores subalternos de la economía inglesa del lugar a pasar de empleados a propietarios resultaría interesante para solucionar el tema del desarrollo tanto en Magallanes en este momento, como en otro lo fue con Moyano en Santa Cruz.

Pero el gestor de esta medida en el sector chileno era un particular: Mauricio Braun, cuñado del inversionista de origen portugués José Nogueira (foto), concesionario de importantes extensiones de tierras en el sector chileno de la Isla Grande donde se conformaba la Compañía de Hacienda de Ovejas de Tierra del Fuego, a cien libras por acción.



Nogueira tenía para el proyecto 180.000 hectáreas, Mauricio 170.000.