Dear Patagonia de Jorge González.

He leído mi primer libro del 2014. Otros quedaron en el camino cuando finalmente rompí mi curiosidad e ingresé en esta novela gráfica, editada en España, que me llevó por un singular itinerario sur.

La historia comienza en 1888 en Tierra del Fuego donde aparece Taylor, un matador de indios. Hace un buen negocio vendiendo algunos de ellos que van a ser exhibidos en París, como caníbales. Más tarde Taylor aparecerá en Facundo, pueblito del oeste del Chubut, donde instalará un hotel.

Allí hay una pareja de alemanes que tienen almacén y comercian con los tehuelches. El hijo de estos –Julián- llevará al crecer una vida de placeres en Buenos Aires y allí conoce un alemán al que le habla de esta Patagonia.

Roth, el alemán se interesará por conocer a los nativos, y comprará elementos de filmación para registrar su vida, documentadamente.

Julián no tardará en enemistarse con el alemán y sus padres, partiendo de Facundo. Con el tiempo lo veremos con hotel instalado en Comodoro.

Esta gran historieta se alimenta de varios guionistas, entre ellos Horacio Altuna, que incorpora a este espacio lejano lo que fue en su momento la célebre telenovela de Rolando Rivas.

Son muchos los intercruces textuales, varias referencias a la presencia germánica, y capítulos que pueden llegar a leerse como un cuento.

Al final la composición gráfica, que es intensa y extensa se ilumina, y hay un diálogo entre un periodista y un personaje real: Alejandro Aguado, dibujante e historiador que habla de su último libro. Están en Buenos Aires y relata como fue descubriendo aspectos de su pasado que su abuela nunca les contó, hablando de antepasados gringos, cuando también los había aborígenes.

Hermoso y envidiable libro, de tal vez más de doscientas páginas, puesto que no están numeradas y no me tomé el trabajo de contarlas.


Guardado en mi biblioteca patagónica descansa entre PUERTO HAMBRE de Enrique González Trillo y Eduardo Ortiz Behety y PARTICIPACION DE LA ARMADA EN LA CONQUISTA DEL DESIERTO de  Enrique González Lonzieme.