Aquí están los Barría, y los iremos conociendo ahora...



Promediaban los años 70 y una revista de Buenos Aires visita la Tierra del Fuego y se encuentra con ellos.
Viven en Laguna Escondida, en su aserradero, donde parecen estar muy conformes.
Gerardo llegó a principo de los 60 con su oficio de tornero. Aquí conoció a Gabriela, formó su familia y vinieron los hijos: Eloisa Gabriela y Gerardo Arturo.
¿Que pasó con los años cn los años?
¿Pudo facebook y su su magia permitirnos un encuentro con alguno de ellos?

La foto nos muestra a quien sería el entrevistado de aquellos días, nuestro Pelusa Barría...

En medio de la montaña todo todo hace suponer que uno encontrará solamente el paisaje, hay población habitada por los empleados de uno de los aserraderos del Lago Escondido. Allí viven los Barría. Gerardo llego hace trece años a la zona con una especialidad: tornero. Allí se quedó y fundó con su trabajo una familia.. Conoció a Gabriela y tuvieorn dos hijos. Eloísa Gabriela y Gerardo Arturo. El gana alrededor de 500.000 pesos por mes.

-¿Es dificil la vida acá?
-No, al principo cuesta un poco pero uno se acostumbra y lo pasa bien. Acá vienen muchos ue en poco tiempo se aburren, o no aguantan, y se vuelven.
-Pero Ustedes, que viven a 60 kilómetros de Ushuaia, ¿no están incomunicados?
-No, todas las semanas vamos a la ciudad a comprar cosas.Ropa para los chicos, comida, incluso  acá tenemos una escuela. Cuando mis chicos tengan que empezar a estdiar no habrá problemas.
-¿Que hacen los fines de semana?
-Nos reunimos en la casa de otro matrimonio o ellos vienen a la nuestra. Charlamos, jugamos a las cartas. En fin, lo pasamos bien.
-¿Pensás irte algún día?
-No sé, nunca me puse a pensarlo, pero creo que no. Acá hay progreso, trabajo, mis hijos y mi mujer ya tienen amigos. No veo por qué irme a otra parte si acá estamos bien.
-¿Pero no te parece que con tu profesión podrían hacer más cosas en la ciudad, por ejemplo?
-No, en Ushuaia hay trabajo, yo se que hay, pero es distitno, allá se precisa más plata para vivir y es otra cosa. A mi me gusta mucho la trnquilidad.

Si, ellos están bien, son felices trabajando y viviendo en este lugar. Si usted viene alguna vez por Tierra del Fuego, pase por est acasa, la de los Barría, y se va a dar cuenta que no es tan difícil vivir donde termina el país.