RUTH BELLAVILLA BULKJUBYSKJY: Antología Inesperada.



USHUAIA.

   Mar… Nieve Montañas
Que asombrosa trilogía
la que converge en el sol,
es la mano del Creador
que nos regla los dones
de un poseso paisaje
que embriaga el alma..
La subyuga… Y adormece..
   Mantos blancos y grisáceos,
salpicados de mil matices,
picos que se abren al cielo
en posturas de oración,
cúmulo de tersas nubes
Heridas por su pasión..
   Mar… Nieve.. Montañas..
Que asombrosa trilogía
la que renace con el sol.


HOSTILIDAD.

    En la selva hostil
de piedras y cemento, subyacen
encaramados uno tras otros
los estoicos pensamientos y deseos
de todos los seres que transuman.
    Son los apetitos crueles que condenan
a los humildes a vivir en la ignorancia.
No hay lugar para la luz.
En ese cúmulo de etéreos caminantes.
sólo algunos deben pensar, y… es suficiente…
los demás deben obedecer.. y callar..
sólo callar…
No son seres humanos, son masa informe
deformada por el tiempo y la ignominia.
Nada han hecho, ni ya, ni nada pueden hacer,
sólo los espera al fin de la muerte,
con su halo de magia y comprensión…




PERDÓN.

No sé cuál es tu rostro,
ni el de tantos, que como vos
hoy.. a nuestro lado no están.
Tu.. Eres para mí, como el Jacinto
Níveo… puro… arrogante
Frácil.. y tímido también..
No necesito conocerte
sólo sé que ya.. no estas
Cuál fue tu crimen
No lo hubo! O tal vez ví?
(El mismo de miles de jóvenes)
Su nombre: Libertad!
Tu familia te reclama,
y yo deseo verte, inmensamente
reflejado en el rostro de un niño.
    Mis manos están, hoy, libres,
y para vos va este canto,
espero sólo que desde donde estés
lo reciban y me perdones,
porque también formo parte
de esos seres de incólume prestancia
que liberaron, a quienes ayer
a vos te desterraron al olvido
Te escondieron de tal forma
que nunca más te volvimos a encontrar..
    Perdón en nombre de mis hermanos,
que no pudimos, o no supimos
qué es lo que debíamos hacer.




QUERER.

    Entre el verde del bosque
y el celeste del mar,
emerge tu figura, desde
el abismo de mis pensamientos.
Infinita es la esencia del ser,
Que transume los caminos
Inagotables de la mente,
imponiendo, sobre el paisaje,
la imagen del ser que se desea,
      Deseos de querer, de tener,
que no son más que elementos
que conllevan a explorar
los frágiles y cansados cuerpos.
      Desde el limbo de árboles
verdes, amarillos y dorados,
te acerco a mí  y juego
a hablar y contestarme,
que no quiero otra cosa, que
ver mi imagen, reflejada en tu alma.


 Ruth y Verónica Angelosante, aumando una mañana y hablando de letras...

ERES EL SOL..

   Eres el sol que acaricia
mi rostro cada mañana,
y la luna, cobijando mi sentir.
Siento tu presencia, tu mirada,
y mi cuerpo reclamando tu calor.
    Eres como la roca, mi reposo,
es tu piel, en mi piel, la lluvia de estrellas,
                               en mi pecho… Como un niño,
te detienes a jugar,-
     Te busqué eternamente,
esperé el milagro de enfrentarme
con tu imagen dulce,
y te encontré.-
Soy y seré tuya, cual diamante,

y sin faltarte, te haré vivir.


POETA

   Soledad.. Melancolías…
El humo perezoso
de un cigarrillo, escaso,
el amarillo cenil
Iluminando, apenas
el viejo escritorio,
sobre el que reposan
las más feroces batallas,
libros encorvados
de tanto y tanto usar,
mal puestos, tal vez,
sobra le endeble biblioteca,
y contra la pared,
la fantasmal sombra
de un viejo poeta.
    Así te veré siempre
hacedor de ilusiones
creador de fantasías,
aunque las tuyas, están ya muertas,
y tu vida recorra el limbo
paradojal de la tristeza.
     Porcelana inmortal,
nacida de las sobras,
Aunque la parca te lleve,
y la luna se haya ido,
así… Te recordaré siempre
lápiz en mano,
y en tus sienes..
el brillo ancestral del Arcoiris…