EL DIA DEL EMPLEADO PÚBLICO –Verdad o Leyenda.




Ushuaia se sorprendió con un día maravilloso.
Por entonces no era mucha la gente que partía al norte pero los que lo hacían veían en el termómetro un anticipo de lo que anhelaban.
Los chicos se volcaron a la calle, y los adolescentes comenzaron a caminar por San Martín y Maipú que de pronto parecían peatonales.
En las puertas de los negocios atendían a la feliz realidad del día los empleados mercantiles. Se mezclaban con los patrones.
Los empleados de la Casa de Gobierno –que por entonces no entraban tan temprano- salieron con sus familias o sus amigos, y algunos con sus autos se fueron al parque nacional mientras se veía en el trayecto los que se animaban descalzos en el agua.
Pero de pronto se acercaba la hora de entrar a trabajar, el desesperado momento de sumirse en el opado ámbito de las oficinas.
Entonces llegó la orden: se daba asueto a la administración pública territorial, en vista a la inusual marca del termómetro.
En la radio, donde se leyó con insistencia el comunicado se anunciaba a la vez que ha estaban por encima de los 24 grados.
El personal de la emisora lamentaba no poder disfrutar del día, pero hizo lo suyo: comenzó a difundir música bailable para la acompañar la alegría de la gente.
Eran de los pocos -junto a los militares que eran muchos- que seguirían trabajando sin alteraciones durante la jorada.
Todo siguió así hasta que apareció la primera nube, pero entonces el sol declinaba esplendoroso como sólo suele hacerlo en la Ushuaia de siempre.

Dicen que el gobernador también salió y se mojó los pies descalzos sobre la costa. Otros recordaron que estaba personalmente anunciando a la gente que volvía de Lapataia que no lo hicieran, que no se abrían las oficinas territoriales, que el día era una fiesta.

Después se pensó una justificación para la inasistencia. La gente por el clima se había amigado con la vida.

Puede que haya sido después de una conversación con el incipiente gremialismo de entonces, y después se dispuso –antedatando el decreto- que la fecha sería el Día del Empleado Público de la Provincia de Tierra del Fuego.


¿Verdad o leyenda?