El ovejero que vendrá...



El paisaje parece nuestro, los árboles se asemejan a los de una región más cálida, la posición del hombre y sus perros es la de un ovejero como los nuestros. El caballo también tiene otra estampa, la montura no tiene cojinillo, el camino está en buenas condiciones.
El alambrado es alto, tiene más hilos de los que aquí acostumbramos.
El jinete no debe ser ni Mansilla, ni Bahamonde, ni Barrientos, el jinete se llama Grant.
Estamos en la isla del sur de Nueva Zelandia donde Simón Godall, ha retratado el momento.
Simón viene de estar al frente de la administración de estancia Viamonte, secundado por su padre –Adrián- en un establecimiento con historia.
Ha estudiado Administración Rural a nivel universitario, y ahora se trasladó al Pacífico para estudiar las técnicas de manejo holístico de ganado.
La palabra holística/o no es nueva para mí, comencé a saber de ella leyendo la revista Uno mismo, a principios de los 90., entonces aparecía ligada a la meditación.
Para Simón es una realidad que en Lees Valley sirve al trabajo rural con ovejas, vacunos y ciervos. Afirmando a la vez: Es un manejo muy integral. Lo estamos practicando en Viamonte, también.
Voy a internet y encuentro variada información sobre estas prácticas innovadoras. En una de ellas descubrimos que hay cuatro principios que orientan la actividad.
La gestión holística del pastoreo planificado posee cuatro principios clave que aprovechan la relación simbiótica entre las grandes manadas de animales de pastoreo, sus depredadores y los pastizales que los mantienen con vida:
1.   La Naturaleza funciona como una comunidad holística con relaciones mutualistas entre las personas, los animales y la tierra. Si se elimina o cambia el comportamiento de cualquier especie clave, como los grandes rebaños de pastoreo, se tendrá un impacto negativo inesperado y de amplio alcance en otras áreas del entorno medioambiental.
2.   Es absolutamente crucial que cualquier sistema de planificación agrícola sea lo suficientemente flexible para adaptarse a la complejidad de la naturaleza, ya que todos los ambientes son diferentes y constantemente cambiantes debido a las condiciones locales.
3.   La cría de animales utilizando especies domésticas se puede utilizar para sustituir a las especies clave perdidas. Así, cuando se gestiona adecuadamente en una forma que imita la naturaleza, la agricultura puede sanar la tierra y hasta puede mejorar la vida silvestre, mientras que las personas se ven beneficiadas.
4.   El tiempo es el factor más importante en la planificación del uso de la tierra. No sólo es crucial para entender el tiempo que la tierra puede ser usada para la agricultura y el periodo en el que ésta debe descansar, es igualmente importante entender exactamente cuando y donde la tierra está lista para el uso o el descanso.

Gran promotor de la conservación del perro fueguino de trabajo, seguramente Simón a su regreso multiplicará estos aspectos productivos en la zona rural. 

Mientras tanto salvando las distancias, como lo puede hacer internet, me comenta con respecto a esta otra pasión:

"Los perros los adiestré como se hace acá en Nueva Zelandia y en Australia, en realidad no tienen mucho de Manejo Holístico, sino más bien simple tècnica, Perro de Trabajo. Es lo que están logrando la Comisión del Día del Ovejero en Tierra del Fuego, con el trbajod e Fabián (Zanini), Benjamín (Roberts), Ivón (Roberts) y un montón m´s de gente interesada en mejorar el trabajo con hacienda".




Escribe un mensaje...
Escribe un mensaje...